Las fuerzas obreras y organizaciones sociales del pueblo francés dio inicio este martes una nueva jornada de huelgas y manifestaciones de trabajadores, que reclaman contra las políticas económicas del presidente Emmanuel Macron, como la reducción de empleos.

En todo el país se hizo un llamado a manifestaciones y se estima que haya más de 130 manifestaciones en contra de los despidos y congelación salarial que propone Macron, entre otras reformas.

El sector transporte, educación, salud y energía son algunos de los sectores que se sumarán a la tercera huelga en siete meses y medio. El principal llamado de la fuerza obrera es a un gran paro nacional para oponerse a “la precarización de las misiones públicas, la degradación de las condiciones de trabajo y la congelación de salarios”.

El portal web DW destacó que el principal sindicato de policía se ha sumado a la convocatoria, y algunos agentes organizan esta mañana las llamadas “operaciones caracol” para ralentizar el tráfico en Lyon y París.

La decisión de Macron de eliminar 120.000 puestos de trabajo para 2022 ha provocado molestia en los funcionarios, otra de las medidas más polémicas, la congelación salarial, fue confirmada por el secretario de Estado de Hacienda, Olivier Dussopt.

En entrevista al diario Libération, Dussopt ratificó la acción gubernamental e indicó que únicamente se podría discutir algunas subidas selectivas para algunas categorías.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.