El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en un acto en Al-Quds (Jerusalén), en la Palestina ocupada, 13 de mayo de 2018.

Tras la revelación de nuevas pruebas que vuelven a involucrar al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en varios casos de corrupción, la policía de ese régimen intenta una vez más interrogarle al premier, sería la décima vez en los últimos dos años.

Las nuevas pruebas que el exasesor de comunicación de Netanyahu, Nir Hefetz, entregó a la policía muestran un supuesto tráfico de influencias en relación con el ‘caso 4000’, en el que el premier israelí es sospechoso de haber ofrecido favores al propietario del portal de noticias Walla, Shaul Elovitch, para recibir una cobertura positiva de su gestión.

Hay mucha probabilidad de que Sara Netanyahu, su esposa, también sea objeto del interrogatorio, que está previsto para el día 12 de junio, según ha reportado este domingo el rotativo israelí Haartez.

Asimismo, Netanyahu está siendo indagado por su presunta implicación en sobornos, fraudes y abuso de confianza en las causas, conocidas como ‘caso 1000‘, ‘caso 2000’ y ‘caso 3000’. En el primero, se sospecha que el premier israelí aceptó regalos valorados en miles de euros del productor de cine israelí Arnon Miljan, a cambio de favores.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.