El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha advertido este domingo sobre una nueva estrategia imperialista contra los gobiernos progresistas de la región y sus pueblos, basada en la proliferación de mentiras para desacreditarlos y desmoronar estos países.

Morales ha alertado que otra vez ‘la derecha fracasada’ está utilizando la mentira para derrocarlo y ha recordado que en 2002, cuando era diputado, lo acusaron de “asesino” también con mentiras y sin pruebas.

“Ahora la derecha, con esquemas del imperialismo, utiliza la búsqueda de muertos para achacárselos al Estado y, con esto, boicotear su gestión y propiciar movilizaciones populares que amenazan el orden del país”, ha sentenciado.

El jefe de Estado hace referencia al incidente ocurrido el pasado jueves, en el que un estudiante de la Universidad Pública del Alto (La Paz) perdió la vida al ser impactado por una bola de vidrio durante un choque entre la Policía y manifestantes de esa casa de estudios.

El Gobierno lamentó esa muerte y aseguró que investigará para establecer la verdad hasta dar con los culpables.

De otro lado, el ministro de la Presidencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana, denunció en días pasados la “complicidad de un grupo de opositores de derecha” y criticó la campaña de mentiras que se están vertiendo contra el mandatario boliviano en relación a unos supuestos actos de corrupción en su gestión y ha acusado a varios medios de comunicación.

Para acompañar las acusaciones, Quintana mostró fragmentos de despachos revelados por el portal de filtraciones Wikileaks que muestran los vínculos que mantuvo el expresidente del Senado, Oscar Ortiz, con el exsenador Roger Pinto y la embajada estadounidense.

Según Quintana, ambos han sido protagonistas en maniobras contra el poder Ejecutivo. “Estos personajes, y otros, renuncian a su condición de diputados y senadores para convertirse en bufones de la embajada estadounidense”, afirmó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.