Moscú, 28 may (PL) El legado histórico, humano e ideológico de Fidel Castro quedó de manifiesto hoy al inaugurarse una exposición de cuadros del líder de la Revolución cubana en la sede de la Duma Estatal (cámara baja rusa).

La muestra de casi 30 cuadros del pintor cubano Josvany Martínez Pérez está dedicada al 55 aniversario de la histórica visita del Comandante, como se le conoce aquí entre abril y junio de 1963.

Al inaugurar la ceremonia, el primer vicepresidente de la Duma y segundo secretario del Partido Comunista de la Federación Rusa (PCFR), Ivan Melnikov, destacó que la iniciativa de esa exposición correspondió a la fracción de su partido en el legislativo.

El 27 de abril de 1963 el avión donde viajaba Fidel aterrizó en Murmansk y de inmediato inició su programa de trabajo, destacó.

La visita fue única por varios parámetros. Por primera vez el líder de un país extranjero visitaba una base de submarinos en Severodvinsk y pudo entrar en un sumergible atómico, comentó.

Fidel fue el primero y único líder extranjero que pudo ver un puesto de mando de un misil balístico intercontinental, reveló.

Además, fue el único líder foráneo que pudo estar en el podio instalado en el Mausoleo de Lenin, con un discurso de dos horas que asombró a todos los que estuvieron en la Plaza Roja, señaló.

De su lado, el máximo dirigente del PCFR, Guennadi Ziuganov, recordó que la exposición es una muestra de lo que fue todo un acontecimiento en la Unión Soviética y en general para nuestro país, es decir, la visita de Fidel, acotó.

Líderes como Fidel Castro se puede contar con los dedos en el planeta. Él fue un ejemplo de un heroísmo revolucionario, el cual fue seguido por muchos países, no solo en América Latina, opinó.

Debo recordar que en vísperas de esa visita, tuvo lugar la Crisis de Octubre, apuntó.

Después de esas crisis, John F. Kennedy reunió a los miembros de su gabinete y afirmó que no podían combatir con la Unión Soviética, pero tampoco aceptaba que ese país se desarrollara de forma enérgica y dinámica y fuera un competidor, recordó.

Kennedy propuso otro tipo de guerra que se extiende por más de 50 años, una guerra de información, propaganda e ideológica, una guerra que pasa ahora a una nueva etapa.

Asimismo, Leonid Slutski, jefe del comité de Relaciones Internacionales de la Duma (cámara baja rusa) recordó que leía las reflexiones y discursos de Fidel Castro, pasaron a ser parte del fondo de oro de la historia política del pueblo cubano y de las relaciones entre ambos países.

Para desarrollar las relaciones bilaterales es bueno conocer la historia. Fidel estuvo relacionado con muchos de los hechos trascendentes en Cuba, los que tuvieron un crucial significado no solo para ese país, sino para todo el mundo, opinó.

Los cuadros demuestran las interioridades y los rasgos del carácter de Fidel, afirmó Slutski, quien destacó el papel del PCFR en la conservación y desarrollo de los estratégicos nexos entre Rusia y Cuba.

El embajador cubano en Rusia, Gerardo Peñalver, subrayó en el acto que Fidel en más de una ocasión expresó su admiración por la hazaña y valentía del pueblo soviético contra el fascismo.

Ahora, esa simpatía hacia el pueblo soviético es herencia para las jóvenes generaciones de ambos países, que, a su vez reciben el legado de los nexos ruso-cubanos y tiene ante sí el reto de mantenerlo, subrayó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.