Rusia aumentará sus capacidades militares en el mar Báltico por las maniobras de la OTAN, según el viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Alexandr Grushkó.

Ante los ejercicios militares denominados Ramstein Alloy, iniciados este martes por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y los países miembros del bloque en la región del Báltico, Rusia manifiesta su intención de incrementar sus capacidades defensivas, afirma Grushkó desde la ciudad de Viena, capital austriaca, donde ha asistido a la Conferencia Anual de Revisión de Seguridad de la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa).

“Ya adoptamos todas las medidas necesarias y podemos incrementar aun más nuestras capacidades en esa región”, ha declarado el vicecanciller ruso.

Grushkó también ha subrayado que Moscú desaprueba los ejercicios de la aviación de la OTAN en el cielo de los países bálticos.

“Desaprobamos esa actividad militar porque perjudica la situación de la seguridad regional, y se trata ante todo de la región del Báltico que durante decenas de años fue la más tranquila en el sentido militar”, ha enfatizado el funcionario ruso.

Asimismo, ha señalado que las consecuencias de la creciente actividad militar de la OTAN se dejarán sentir en la seguridad de los propios países miembros de la Alianza Atlántica.

“La OTAN tenía todas las posibilidades para diseñar un sistema de seguridad sin utilizar el componente militar, pero eligió otro camino y las consecuencias de su creciente actividad militar ya se dejarán sentir en la seguridad de los Estados miembros”, ha advertido el diplomático ruso.

Las maniobras Ramstein Alloy, que durarán dos días, se desarrollan en el espacio aéreo de Estonia, Letonia y Lituania, y participarán aviones franceses, así como militares y aparatos de la aviación de Portugal, España, Alemania, Noruega, Polonia y Países Bajos. Finlandia y Suecia, que tienen el estatus de socios de la OTAN, también tomarán parte en Ramstein Alloy.

Este ejercicio se organiza con regularidad desde 2008 con el fin de ensayar la defensa del espacio aéreo de los países bálticos y los métodos de interacción entre la Fuerza Aérea de la Alianza Atlántica y la de los Estados socios.

Rusia ha denunciado que la expansión militar de la Alianza Atlántica cerca de sus fronteras supone una amenaza directa a su seguridad nacional y, por tanto, responderá de manera contundente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.