Reino Unido y sus aliados han conseguido que sea aprobada la reforma de la Organización para la Prevención de Armas Químicas (OPAQ) mediante manipulaciones políticas, chantaje y sobornos, según lo ha afirmado la portavoz del Ministerio ruso de Exteriores, María Zajárova.

“Como resultado de manipulaciones políticas, que es precisamente como podemos describirlo, así como de sobornos directos a una cantidad de delegaciones y de chantaje manifiesto, Londres y otros países que, presuntamente, abogan por reforzar la Convención sobre armas químicas, han conseguido la adopción de su odioso proyecto, que otorga al secretariado técnico de la OPAQ unas facultades que no le corresponden para declarar culpables del uso de armas químicas en Siria”, dijo la vocera.

Este miércoles la OPAQ votó a favor del proyecto propuesto por Reino Unido para que la organización pueda atribuir responsabilidades por ataques químicos. El proyecto fue apoyado por 82 delegaciones, mientras que 24 votaron en contra en una sesión especial de la organización en La Haya.

Moscú no reconoce la ampliación del mandato de la OPAQ e indica que, con estos cambios, el futuro de la Convención sobre las armas químicas y el de la propia organización se vuelve incierto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.