Niños migrantes procedentes de Honduras, Guatemala y El Salvador en McAllen, estado de Texas (EE.UU.), 23 de junio de 2018.

Cinco niños migrantes detenidos en EE.UU. interpusieron el sábado una demanda en contra de las políticas “crueles” del presidente estadounidense, Donald Trump.

“Cuando los niños están bajo custodia del Gobierno, separados de sus cuidadores primarios durante largos períodos, sufren lesiones profundas y duraderas”, reza la denuncia.

Los abogados de los menores Lucas, Daniela, Miguel, Gabriela y Jaime, que llegaron de Guatemala, México y El Salvador, a Estados Unidos y no fueron registrados entre la ola de los migrantes separados de sus familias, han presentado esta denuncia ante la Corte Federal de California.

La demanda recoge que dichos niños, tras llegar a territorio estadounidense, no iban acompañados y fueron detenidos en un lugar “parecido a una cárcel”, donde recibieron tratos “crueles”.

Además, al acusar a las autoridades del país norteamericano de ejecutar prácticas violentas, la denuncia alerta de las consecuencias negativas de estos actos, pues pueden producir depresión y un “daño emocional” a los menores.

Los cinco demandantes, que actualmente están recibiendo ayuda de varias oenegés de derechos humanos, permanecieron durante un año y medio en centros de detención de inmigrantes, bajo condiciones que les provocaron “un daño irreparable”.

La polémica política migratoria de Trump, la llamada “Tolerancia cero”, con la que se separa a los menores de sus padres, ha provocado el rechazo de la sociedad civil estadounidense; de hecho, en al menos 17 estados de EE.UU. se han registrado protestas para manifestar el repudio hacia esta política.

De acuerdo con las últimas encuestas publicadas, alrededor de 2000 niños migrantes han sido separados de sus familias, que ingresaron al país. En concreto, desde el 6 hasta el 19 de mayo, 658 niños fueron separados de 638 padres debido a procesamientos vinculados con temas de inmigración.

En respuesta a dichas políticas racistas, muchos mandatarios de distintos países del mundo, junto a organismos internacionales de derechos humanos, han repudiado la decisión de Trump y la han tildado de “inadmisible” e inhumana.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.