La Habana, 2 jul (Sputnik).- El VI Ciclo de la Mesa de conversaciones de paz entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) comenzó este lunes en la capital de Cuba, incluso ante el condicionamiento gubernamental de asumir algunos compromisos, destaca un comunicado emitido en el sitio web del grupo insurgente.

“El Gobierno condiciona el diseño completo y el inicio de la Participación de la Sociedad en la construcción de la paz a que previamente se acuerde un cese al fuego”, expresa el texto divulgado la víspera.

Pero la delegación de la guerrilla colombiana a las Mesas de Diálogos subrayó que persisten diferencias que impiden firmar un nuevo acuerdo de cese al fuego bilateral, dado que “el Gobierno (colombiano) no acepta el Derecho Internacional humanitario (DIH) como el referente común para pactar acciones y acuerdos humanitarios”.

A su vez, precisa que las autoridades colombianas se abrogan la facultad de calificar hechos y actuar contra el ELN, “sin previo informe y calificación del Mecanismo de Veeduría y Verificación”.

“Insistimos –destaca el comunicado- en que este cese debe avanzar en la solución de la persecución, asesinatos y judicialización a los líderes y lideresas de los movimientos sociales”.

También proponen al Gobierno del presidente Juan Manuel Santos a hacer ajustes a la política minero-energética, respetar y garantizar las consultas populares previas, congelar la venta de oleoductos estatales que está en curso, incrementar las medidas de protección a los líderes y lideresas vinculados a las organizaciones ambientales y minero energéticas, y dar curso a un Diálogo Nacional, Ambiental, Minero-Energético.

Además, el documento precisa que la Mesa de Diálogos tiene aún pendiente habilitar el plan de Comunicación y Pedagogía para la paz, el Acuerdo de desminado humanitario para el Chinchal, El Sandé y La Montaña, en Nariño; y pactar la forma de implementación de la propuesta de Acuerdo Humanitario Ya para el Chocó.

“El ELN sigue firme en el propósito de lograr la solución política al conflicto, erradicar la violencia de la política y realizar los cambios básicos urgentes, objetivos en los que coincidimos con las fuerzas que en Colombia defienden la paz con trasformaciones, y nos alienta el respaldo que la comunidad internacional mantiene al logro de un país en paz y justicia social”, concluye el comunicado. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.