Unas 4 000 personas, provenientes principalmente del este de Europa, participaron con todos los gastos pagos en el mitin anual que los Muyahidines del Pueblo organizan en París.

Encabezados por Maryam Radjavi, los Muyahidines del Pueblo fueron sucesivamente un partido político iraní marxista, ejército privado iraquí al servicio de Saddam Hussein y «organización terrorista», según la clasificación de Estados Unidos y la Unión Europea, antes de pasar a ser considerados «combatientes de la libertad» [1].

En todo caso, los Muyahidines del Pueblo reclaman públicamente la autoría de un número incalculable de atentados sangrientos perpetrados en Irán.

Con constante respaldo de la CIA, desde los años 1980 los Muyahidines del Pueblo invitan anualmente a su encuentro en París cierta cantidad de personalidades internacionales, generalmente remuneradas. Entre los oradores de este año estuvieron:

  • Rudy Giuliani, abogado del presidente de Estados Unidos Donald Trump y ex alcalde de Nueva York
  • Newt Gingrich, ex presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos
  • Michael Mukasey, ex secretario de Justicia de Estados Unidos
  • Louis Freeh, ex director del FBI y miembro del Opus Dei
  • el general George Casey, ex jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos
  • Stephen Harper, ex primer ministro de Canadá
  • Philippe Douste-Blazy, ex ministro francés y ex secretario general de la ONU
  • Rama Yade, ex ministra francesa
  • Bernard Kouchner, ex ministro francés y cofundador de Médicos Sin Fronteras y de Médicos del Mundo

También asistieron numerosas personalidades en representación de Arabia Saudita, de Jordania y de los yihadistas sirios.

Aprovechando la coincidencia entre el mitin de París y las protestas registradas en Irán, los oradores lanzaron llamados a «derrocar el régimen».

Si bien los Muyahidines del Pueblo se asocian a cualquier acción contra el gobierno de Irán, lo cierto es que no han tenido nada que ver con las actuales protestas, que son de hecho una reacción contra el derrumbe del nivel de vida y, en ciertos casos, contra las restricciones en materia de distribución de agua o por problemas de seguridad.

[1] «Les Moudjahidin perdus», por Paul Labarique, Réseau Voltaire, 17 de febrero de 2004.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.