Dos convoyes de la Armada de Estados Unidos llegaron el lunes a las afueras de la ciudad siria de Manbiy, sita en la provincia noroccidental de Alepo.

Los convoyes, que incluyen 12 vehículos militares, se estacionaron en las aldeas de Al-Sa’eidah y Awn al-Dadat, al oeste y al norte de Manbiy, respectivamente, informa la agencia iraní de noticias Fars.

La hilera de coches pasó por las regiones controladas por las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) —milicia armada kurdo-árabe apoyada por EE.UU.— en la orilla oriental del río Éufrates y en la localidad de Al-Raqa (norte).

Fars, citando a algunas fuentes locales, ha precisado que los convoyes fueron enviados a Manbiy, en el marco de un acuerdo entre Estados Unidos y Turquía relacionado con la ciudad clave de Manbiy, situada en el noreste de la provincia norteña de Alepo.

Entre tanto el mismo lunes, los senadores estadounidenses, el republicano Lindsey Graham y la demócrata Jeanne Shaheen, junto con una delegación, visitaron Manbiy donde se entrevistaron con los miembros del Consejo Militar de la ciudad.

El senador estadounidense Lindsey Graham saluda a miembros del Consejo Militar de Manbiy, 2 de julio de 2018.

Durante la visita, Graham ha dicho que trasmitirá al presidente de EE.UU., Donald Trump, que resulta imprescindible mantener allí a las fuerzas del país norteamericano. “Le diré al presidente Trump que es importante que nos quedemos aquí para ayudarles. Ustedes son amigos de EE.UU. y si nos vamos, será terrible”, ha precisado.

El aumento de la presencia militar estadounidense en Manbiy llega en medio de las noticias de que el inquilino de a Casa Blanca podría estar buscando llegar a un acuerdo con el presidente ruso, Vladimir Putin, sobre la retirada de las fuerzas estadounidenses de Siria en su próxima reunión en Helsinki, la capital de Finlandia.

Damasco ha denunciado una y otra vez “la invasión” de su territorio por fuerzas extranjeras, sobre todo de EE.UU., país al que acusa de intentar prolongar el conflicto y en última instancia desmembrar Siria. De hecho, el Gobierno sirio dice que los militares estadounidenses no solo impiden la lucha antiterrorista, al brindar apoyo a los extremistas, sino que han provocado un elevado número de víctimas civiles.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.