Abidal y Rosell. Foto tomada de El Confidencial.

Medios españoles reseñan hoy que según llamadas interceptadas por la policía, el expresidente del Barcelona, Sandro Rosell, admitió haber comprado un “hígado ilegal” para el exjugador francés y actual secretario técnico del club, Eric Abidal.

Las conversaciones entre Rosell y otra persona conocida como Juanjo, interceptadas en 2017 y publicadas hoy por el diario El Confidencial, aseguran que al defensor, quien padecía de cáncer, lleva en su organismo un hígado adquirido de manera ilegal.

El Barcelona reveló entonces, en 2012, que el hígado había sido donado por un primo del jugador, desconocido hasta ese momento, llamado Gerard y que residía en Francia.

Molesto con la directiva de Rosell, Abidal abandonó el club en 2013.

Rosell, en prisión provisional desde hace un año, fue procesado la semana pasada por delitos de blanqueo y organización criminal por apropiarse de fondos de la Confederación brasileña de fútbol.

En las últimas horas se ha conocido, además, que la La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) ha iniciado una investigación interna en colaboración con la OCATT (Organización Catalana de Trasplantes) y el Hospital Clinic de Barcelona ante “la gravedad” de los hechos denunciados de presuntas irregularidades en el trasplante al futbolista Eric .

La ONT afirma en un comunicado que conoce el caso por la prensa y sostiene que, según la información de la que dispone, el proceso de donación y trasplante al exdefensa francés del FC Barcelona se ajustó a la legislación vigente y a los protocolos clínicos habituales en materia de trasplante de donante vivo.

Por su parte, el Barcelona ha desmentido cualquier irregularidad en el caso y La Fundación Eric , en su nombre y en el del propio jugador, ha informado de que “todo el proceso relativo” al trasplante de hígado del exjugador “se adecuó a los procedimientos y protocolos establecidos”.

(Con información de ANSA/ EFE)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.