La Paz, 5 julio (Sputnik).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo en la noche del miércoles, hora local, que fue “intervenido satisfactoriamente” luego de que se le detectara un tumor en un chequeo médico de rutina.

“En la revisión de rutina detectaron un pequeño tumor que ya fue intervenido satisfactoriamente en una cirugía de emergencia pero sin riesgo; mañana recibo el alta; estoy muy bien, ¡100 puntos!”, aseguró el mandatario en un mensaje en su cuenta de Twitter.

El mensaje, ilustrado con una fotografía en la que Morales aparece tendido sobre una cama de hospital mientras lo atienden dos profesionales médicos, fue publicado horas después de que el vicepresidente Álvaro García asegurara que el Presidente goza de buena salud y retornará a sus actividades oficiales a más tardar el viernes.

“Muy agradecido por toda su solidaridad, sus oraciones y bendiciones”, apuntó Morales, de 58 años, en su publicación por la red social, sin precisar la clase ni la ubicación del tumor por el que fue intervenido.

Tampoco estaba disponible un informe médico oficial.

Morales fue internado en la tarde del martes para los exámenes médicos explicados oficialmente como rutinarios, sin previo aviso ni haber dado muestras de alguna molestia física, luego de presidir una larga reunión del Consejo Nacional del Cambio, que agrupa a movimientos sociales afines al Gobierno izquierdista.

“Hasta ahorita todo va muy bien y por este par de días el Presidente ha suspendido sus actividades (…) Si no es mañana (jueves) en la noche, el viernes ya el Presidente estará en sus actividades normales”, declaró el miércoles García a reporteros en el Palacio de Gobierno.

García ratificó los términos de escueto comunicado oficial que en la noche del martes explicó la ausencia del Presidente, insistiendo en que el primer mandatario era sometido a “un conjunto de revisiones médicas rutinarias ya planificadas con anticipación”.

Agregó que Morales estaba internado en “la clínica del barrio Achumani”, en aparente alusión a un pequeño centro de salud montado y manejado por una misión de médicos cubanos.

Ante consultas sobre si no había ocultamiento de información sobre la salud de Morales, el vicepresidente insistió en el carácter rutinario de las actuales revisiones generales, “de cada uno de los órganos del Presidente”, cuyos primeros resultados dijo que eran positivos.

“Es normal que se haga exámenes de rutina, le pedimos en gabinete que se haga exámenes porque es un hombre que se esfuerza mucho, trabaja mucho, y queremos siempre tener un control sobre su salud (…) Debería hacerse cada seis meses y en este caso es después de un año”, aseguró.

Morales, quien suele cumplir jornadas diarias de trabajo de hasta 18 horas, no ha tenido problemas graves de salud en sus más de 12 años de Gobierno.

Sin embargo, en abril del año pasado Morales fue intervenido en Cuba para extirpar un nódulo de 1 a 2 milímetros entre las cuerdas vocales.

En todos estos años, ha sido internado en clínicas locales por problemas respiratorios menores y por una lesión de una rodilla, producto de su afición al fútbol, y también ha sido sometido a análisis médicos en Cuba, calificados oficialmente como rutinarios. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.