La Comunidad del Caribe (Caricom) es una agrupación de 20 países: 15 Estados miembros y cinco miembros asociados. Es el «hogar» de aproximadamente 16 millones de ciudadanos. Fue creada el 4 de julio de 1973, a través de la firma del Tratado de Chaguaramas, para transformar la Asociación Caribeña de Libre Comercio en un Mercado Común.

Comprende los estados que se consideran países en desarrollo y, con excepción de Belice en América Central y Guyana y Surinam en América del Sur, todos los miembros y miembros asociados son estados insulares.

Surgió como resultado de 15 años de gestiones a favor de la integración regional y se constituyó con los siguentes objetivos fundamentales: elevar el nivel de vida y el trabajo de las naciones de la región; contribuir a la eliminación del desempleo; y acelerar, coordinar y sustentar el desarrollo económico, así como fomentar el comercio y las relaciones económicas con terceros países y con grupos de naciones.

Los principales órganos de la Comunidad del Caribe son la Conferencia y el Consejo. La Conferencia es el órgano supremo de la organización regional y la integran los jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros. Su principal responsabilidad es trazar la política de Caricom y autorizar la firma de tratados entre la Comunidad del Caribe y otras organizaciones de integración.

El Consejo, por su parte, está integrado por los ministros de Relaciones Exteriores y se encarga del desarrollo de los planes estratégicos de la organización, de coordinar la integración en diferentes sectores y de promover la cooperación entre los miembros.

Caricom es el movimiento de integración más antiguo en el mundo en desarrollo. Aunque se ha pretendido minimizar, sus logros en el camino ha sido muchos, especialmente en la cooperación funcional en sectores como la educación, la salud, la cultura y la seguridad.

CUBA Y CARICOM

El 8 de diciembre de 1972 cuatro países del Caribe inglés que habían alcanzado su independencia establecieron relaciones diplomáticas con Cuba en un acto de incuestionable valentía política: Barbados, Guyana, Jamaica y Trinidad y Tobago. Esta decisión histórica constituyó un paso fundamental para la ruptura del bloqueo diplomático contra la Isla y una brecha contra el aislamiento al que se había sometido a Cuba por la presión de Estados Unidos en el área.

Cuba y los países de Caricom tienen profundas raíces históricas y culturales que se remontan a la formación de la nacionalidad, se fortalecieron paulatinamente a partir del logro de la independencia por parte de los jóvenes estados de la Comunidad.

La primera Cumbre Cuba-Caricom se convocó en La Habana en el 2002, inicialmente como un encuentro de jefes de Estado y Gobierno para conmemorar el aniversario 30 del hecho. La segunda reunión se realizó en Bridgetown, Barbados, en el 2005, y la tercera en Santiago de Cuba, en el 2008.

Precisamente, en el segundo encuentro Fidel advirtió: «A la globalización neoliberal y egoísta, al antidemocrático orden político y económico internacional, debemos responder con la unidad y la globalización de la solidaridad, y la promoción del diálogo, la integración y la cooperación genuina».

En esa misma Cumbre los gobiernos de la Comunidad del Caribe confirieron al Comandante en Jefe de la Revolución Cubana la Orden Honoraria de esa organización, en reconocimiento a su intachable conducta humana y a su incondicional apoyo a favor del progreso y bienestar del área.

Estos espacios arriban ya a su 39 edición y constituyen un escenario de reflexión y toma de decisiones al máximo nivel para la profundización y fortalecimiento de las relaciones de cooperación y solidaridad.

Durante estos años los países miembros de Caricom y la Mayor de las Antillas han construido una relación basada en la cooperación, la solidaridad y el respeto mutuo. Hoy prestan sus servicios en las naciones miembros de la comunidad 1 644 colaboradores cubanos  y, como parte de la Operación Milagro, se han beneficiado más de 98 901 pacientes.

Se han graduado en Cuba, hasta mayo del 2018, más de 5 780 jóvenes de la subregión, la inmensa mayoría de nivel superior. Son jóvenes que han regresado a sus países y a sus comunidades, con una profunda convicción de la importancia de servir y aportar al desarrollo de sus pueblos. Estudian actualmente en el país 740 becarios del Caribe.

En momentos en que la región necesita avanzar hacia nuevas y superiores formas de integración, Caricom, asentada en las relaciones de amistad y respeto entre sus miembros, acumula una experiencia organizativa y de trabajo que puede ser aprovechada en el proceso de consolidación y fortalecimiento de la unidad y la cooperación latinoamericana y caribeña.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.