Moscú, 5 jul (PL) El senador ruso Serguei Kalashnikov destacó hoy la importancia del legado histórico de Fidel Castro y su papel en el desarrollo de los movimientos de liberación nacional del siglo XX.

Tuve la suerte de asistir a tres actividades con el líder histórico de la Revolución cubana, señaló el presidente del comité de amistad con Cuba del Consejo de la Federación (senado ruso), en un encuentro en una de las sedes de ese órgano, en esta capital.

Al rememorar el 55 aniversario de la visita de Fidel Castro a este país, Kalashnikov recordó un pasaje personal, cuando en 1995, durante una conferencia en Copenhague, Fidel paró en un plaza vacía de esa urbe, con apenas cinco o seis turistas.

El líder cubano pronunció un discurso y a los 10 minutos en esa plaza había congregada una multitud que lo escuchaba, comentó. Muchos de ellos no conocían el español, pero la fuerza emocional de sus palabras retuvo su atención, agregó.

Kalashnikov consideró que ello fue solo uno de los tantos ejemplos que demuestran la fuerza moral de la personalidad del Comandante, como se conoce a Fidel en este país.

El senador ruso aseguró que la figura del líder de la revolución cubana hace mucho tiempo se salió del marco nacional de su país, pues ella tomó dimensión internacional, con gran influencia en América Latina, consideró.

Con Fidel Castro, surge un nuevo tipo de político de orientación social, afirmó.

Además, Kalashnikov declaró que los nexos especiales de Rusia con Cuba se mantienen y en ese sentido destacó que los estudiantes del país caribeño son los únicos foráneos con posibilidades de recibir estipendios en los centros docentes rusos.

De su lado, el embajador de Cuba en este país, Gerardo Peñalver, recordó que el 28 de abril de 1963, Fidel Castro arribó a Murmansk para iniciar un periplo de casi 40 días por la entonces Unión Soviética.

El Comandante en Jefe agradeció el apoyo y destacó el reconocimiento del pueblo ruso por su fuerza y su confianza en un mundo mejor, así como por su disposición a defender los nexos históricos entre ambos pueblos, subrayó.

Pasamos por momentos difíciles, pero nadie pudo destruir nuestros lazos de amistad, constató Peñalver, quien expresó su confianza en el potencial de ambos países para juntos luchar por la paz en todo el orbe.

Rusia y Cuba están orgullos de su independencia y de ninguna forma aceptan presiones externas, enfatizó.

El jefe del Departamento de América Latina de la cancillería rusa, Alexander Schetinin, indicó que Fidel Castro convirtió a su país en un importante elemento de la política internacional, que se erigió por derecho propio como una voz alternativa, comentó.

Cuba es parte de nuestra historia, de nuestro presente y, espero, lo sea también de nuestro futuro, afirmó.

En los últimos años, nuestros países aprendieron a realizar una cooperación pragmática y una amistad estrecha, demostraron la existencia de intereses comunes. Cuba es un fuerte y consecuente aliado de Rusia en los asuntos internacionales, señaló Schetinin.

Antonio Rondón García

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.