Una mujer que quedó atrapada debajo de un tren se vio entre la vida y la deuda, y suplicó que no llamaran a una ambulancia porque no podía pagarla.

El hecho ocurrió el pasado viernes en la ciudad de Boston, en Estados Unidos, cuando la pierna de una señora de 45 años quedó atrapada entre el espacio del tren y el andén.

La mujer, pese a estar agonizando, temblando y llorando, les suplicó a los allí presentes que no llamaran a una ambulancia. “¿Sabes cuánto cuesta una ambulancia?”, decía.

La ayuda de los pasajeros del tren fue importante en los primeros minutos tras el accidente. Entre varias personas consiguieron mover el vagón lo suficiente para liberar la extremidad de la mujer y un hombre le puso una botella de agua fría en la herida.

La dolorosa realidad de la mujer de que no podía permitirse una ambulancia ha llamado mucho la atención después de que una periodista que fue testigo de las secuelas del accidente compartiera lo sucedido en Twitter.

A raíz de esa publicación, The New York Times escribió sobre el accidente bajo el titular ‘Este Tweet capta el estado actual de la atención médica en Estados Unidos’.

Según un informe policial, la mujer no sufrió fracturas, pero su muslo izquierdo sufrió una “laceración grave, exponiendo el hueso” y necesitaría cirugía. Ella fue llevada al Boston Medical Center.

Jim Hooley, jefe de Emergency Medical Services (EMS) de Boston, dijo que según el informe de la Oficina de Contabilidad del Gobierno de Estados Unidos (GAO, por sus siglas en inglés) una ambulancia que transporta personas dentro de la ciudad costaría de 1200 a 1900 dólares como máximo para pacientes con las necesidades más urgentes, como la reanimación.

“Simplemente nos preocupamos por cuidar a la gente”, afirmó Hooley. “No queremos causarles más estrés. Solo queremos asegurarles que no les va a pasar nada malo debido a su incapacidad para pagar”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.