Los militantes que se rindieron al Ejército sirio en el sur de la provincia de Daraa se comprometieron a entregar todas sus armas a cambio de que se restablezca su estatus legal.

Las armas entregadas incluyen misiles antitanque tipo Milan, HJ-8 y Fagot, además de grandes cantidades de armas ligeras, medianas y pesadas.

Una fuente militar esperaba que el arsenal de los rebeldes en Daraa sea cinco veces mayor que el que adquirió el Ejército sirio de los grupos rebeldes en el este de Qalamún hace dos meses y servirá para equipar a varias brigadas.

A diferencia de los militantes de Qalamún del Este que obtuvieron la mayor parte de su arsenal asaltando depósitos del Ejército sirio, los militantes de Daraa consiguieron sus armas de países extranjeros, incluidos EEUU e Israel.

El Ejército sirio se apoderó además de otro gran alijo de armas que dejaron atrás las fuerzas rebeldes en el Cruce de Nassib en Daraa.

Según la agencia siria SANA, los militantes sirios dejaron tras su retirada una gran variedad de armamento en el Cruce, incluyendo vehículos blindados, misiles y una gran cantidad de municiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.