El Ejército sirio ha tomado el control de más territorio en la parte occidental de la provincia de Daraa el sábado tras la retirada de las fuerzas rebeldes del área de Tafas. El Ejército controla ahora el 85% de la provincia de Daraa.

Liderado por la Guardia Republicana, el Ejército sirio anunció el viernes que sus fuerzas habían impuesto el control total sobre la Presa de Tafas después de que los militantes del Ejército Sirio Libre (ESL) se retiraran más al oeste hacia la ciudad de Nawa.

La presa en sí se encuentra directamente al oeste de la ciudad de Tafas, que fue entregada por las fuerzas rebeldes a principios de esta semana.

Con Tafas bajo su control, el Ejército sirio se está preparando para asaltar toda la parte occidental de Daraa, que es donde los terroristas planean ofrecer su última resistencia en la provincia.

El Ejército sirio y el Centro de Reconciliación de Rusia se han comunicado con los militantes para negociar un posible acuerdo de paz; sin embargo, ha habido poco progreso en las ciudades de Nawa y Yassin hasta el momento.

Rendición de Injil

Más suerte ha habido en Injil, una ciudad estratégica del noroeste de la provincia, donde los militantes del ESL se han rendido tras la firma de un acuerdo de reconciliación.

Según un informe militar de la gobernación de Daraa, el Ejército sirio y la Policía Militar rusa han entrado ya en Injil por primera vez en siete años y han requisado las armas de los terroristas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.