Hinchas británicos antes del partido Colombia-Inglaterra, Moscú, Rusia, 3 de julio de 2018. Gleb Garanich / Reuters

A finales de junio, el hincha británico Matt Maybury, que viajó a Rusia para seguir a la selección de Inglaterra la Copa del Mundo, criticó en su cuenta de Twitter a los medios británicos por su propaganda antirrusa.

“He regresado vivo tras pasar dos semanas en Rusia. No me atacaron ‘hooligans’ sanguinarios, no me comió un oso ni fui envenenado o asesinado. Los medios británicos deberían sentirse avergonzados por su clara propaganda contra la gente de Rusia. Es un país absolutamente genial”, tuiteó ese hombre.

Shaun Walker, corresponsal del diario británico The Guardian en Moscú, señala que Maybury tiene parte de razón porque la cobertura de la prensa de Reino Unido previa al torneo “fue en gran medida negativa” y se centró en los hinchas radicales rusos y la situación política actual.

“Es una lástima que, mientras decenas de miles de hinchas sudamericanos viajaron a Rusia, la cantidad de aficionados europeos —y, en particular, de Inglaterra— que llegaron a Rusia fue muy inferior a la habitual”, se lamenta.

Hinchas colombianos antes del partido Colombia-Inglaterra, Moscú, Rusia, 3 de julio de 2018. / Gleb Garanich / Reuters

¿Se equivocaron?

Este periodista estima que quizás los medios británicos “se equivocaron un poco” respecto a Rusia, porque los seguidores que visitaron ese país “quedaron impresionados por su atmósfera positiva”, desde “las fiestas en la calle” hasta “la presencia policial sorprendentemente relajada, la bienvenida amable de la mayoría de los rusos, el clima cálido y la cerveza barata”.

Walker sí esperaba que Rusia organizaría “una excelente Copa del Mundo”, porque estuvo más de una década como corresponsal en Moscú y vio esa ciudad y el resto del país “cambiar hasta quedar irreconocibles”. Por este motivo, tras escuchar a algunos periodistas deportivos que visitaban la capital rusa por primera vez expresar con asombro que es ‘un lugar normal’ con buenos restaurantes y habitantes que no parecen extraterrestres se pregunta si los corresponsales extranjeros en Rusia “podían haber hecho mejor su trabajo”.

Cambiar el mensaje

Al respecto, Shaun Walker enfatiza que The Guardian “se esfuerza más que muchos en ofrecer una imagen equilibrada de Rusia” y, para justificar su apreciación, cita algunos reportajes que ha publicado ese periódico británico, como sobre el programa de regeneración urbana y la red de metro de Moscú o un viaje a través de cuatro ciudades anfitrionas de la Copa del Mundo en el “majestuoso río Volga”.

Con su Mundial, “por fin Rusia cambia parte del mensaje” y miles de extranjeros ven que este país posee “un lado divertido”: “aunque puede que se trate de un fenómeno temporal”, se trata de un hecho al que “hay que dar la bienvenida”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.