Inicio Artículos Minority Report(5): la policía predictiva se concentra en los ‘puntos calientes’ de...

Minority Report(5): la policía predictiva se concentra en los ‘puntos calientes’ de la ciudad

97
0

Miércoles 15 de abril, son 16.05 horas. Sentado en la sala de reuniones con unos 15 de sus colegas, el policía Murder escucha al sargento que informa sobre los incidentes de la mañana. Y está muy repleto: dos asaltos con armas de fuego, un intento de violación, tres robos y cinco robos de coches.

Con el mando a distancia, el sargento gira sobre una pantalla de ordenador cuya imagen se proyecta sobre la pared y luego aparece un mapa detallado de la ciudad, sobre el que se distinguen diez pequeñas cuadrículas rojas: un cruce, una plaza, un centro comercial, una terraza deportiva… Son los “puntos calientes” que hay que patrullar primero.

Según el ordenador conectado al sistema PredPol, los delitos tienen una fuerte probabilidad de concentrarse, durante las próximas doce horas, en estas cuadrículas de 150 metros cuadrados que representan una pequeña fracción de la superficie de la ciudad.

El sargento amplía el mapa para indicar a las distintas patrullas los distritos bajo su competencia. El ordenador afina sus predicciones y muestra cinco cuadrículas PredPol por sector, clasificadas por orden de prioridad. Samantha pregunta a quién corresponden cada una de las cuadrículas en el centro de su área. Con sólo pulsar un botón, aparece con toda precisión una foto panorámica del cruce. No hay nada sorprendente en ello: PredPol está conectado a Google Street View.

Al igual que sus colegas, Murder recibe por correo electrónico cinco pequeños mapas actualizados continuamente, cada uno de los cuales representa una parte de su sector. Cuando esté patrullando, puede consultarlos en su móvil o en el ordenador de a bordo de su coche conectándose a la intranet, la red interna de la policía.

Antes de liberar a sus tropas, el sargento les recuerda que entre dos emergencias tienen que vigilar las cuadrículas de PredPol como prioridad. En febrero casi 150 delitos cometidos en estos puntos calientes quedaron impunes. Han perdido muchas detenciones. En unas horas la escena se repetirá para el equipo de la mañana, pero algunos puntos calientes habrán cambiado a medida que el ordenador cambia sus predicciones en tiempo real.

Con la llegada de la primavera, los delitos tienden a multiplicarse en las plazas o jardines públicos: hostigamiento, robo de móviles o bolsos. PredPol señala los lugares donde los riesgos son más altos, puntos calientes en los que el policía Murder podría no haber reparado. En la pantalla del ordenador todo es suave, pero sobre el terreno la realidad es menos predecible: durante su viaje, las llamadas de emergencia llegan y él debe contestarlas primero. Una mujer borracha apuñaló a su pareja. Con las sirenas aullando, corre a la escena del drama. Luego, un poco más tarde por la mañana, tiene que detener a un exhibicionista. Finalmente patrullará la “zona de riesgo” durante su tiempo libre, un barrio donde ya se han producido varios robos.

En el otro extremo de la ciudad, Samantha se detiene en la acera para consultar el mapa en el ordenador de a bordo y elige una plaza PredPol cercana. Es donde se concentran los fugitivos buscados por la policía: acusados en libertad bajo fianza que no comparecieron en el juicio, personas puestas en libertad anticipada que no se someten a los controles obligatorios, detenidos en condicional que no han regresado a la cárcel… Según el ordenador, tienen una alta probabilidad de cometer nuevos crímenes.

Nada más llegar, ve a un hombre en chándal que se salta una señal de “stop” con una botella de alcohol en la mano. Doble peligro, captura, esposas, registro y verificación de identidad. Al consultar su ordenador, descubre que el hombre está buscado por abuso de drogas y pequeños robos. Luego dispara la minicámara fijada en su pecho, que graba la detención en audio y vídeo, antes de llamar a un colega como respaldo. En su informe señala cuidadosamente que la detención tuvo lugar en una plaza PredPol.

Por su parte, la agente Scully, de 24 años y sólo un año de antigüedad, opta por trabajar de noche. Dice que PredPol le resulta útil, ya que le proporciona puntos de referencia. Gracias a él, nunca se pierde. Después de 22 horas, cuando el bullicio urbano ha disminuido, puede tomarse un tiempo para vigilar sus cuadrículas. Esta noche PredPol ha seleccionado una calle mal iluminada que incluye un establecimiento de comida rápida y una tienda de comestibles que vende alcohol. Espera que al patrullar en el mismo lugar, el “punto caliente” desaparezca del mapa.

PredPol no falla nunca. Es como la pescadilla que se muerde la cola.