Donald Trump rectifica y afirma creer en las conclusiones de la CIA y el FBI sobre la interferencia rusa en las elecciones. Ayer, tras su reunión con Vladímir Putin, había desacreditado a tales agencias de inteligencia y había negado dicha injerencia. Para el analista político Roberto Quesada, Trump «no midió las dimensiones de su acercamiento con Putin», y estas incoherencias «nada novedosas» son señal de una presión para «suavizar la situación política interna de EE.UU.».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.