Jerusalén, 21 jul (Sputnik).- La calma reina en Gaza y en la zona sur de Israel fronteriza con la franja, tras el alto el fuego declarado por el movimiento palestino islamista Hamás la madrugada de este sábado.

El Ejército israelí lanzó la víspera un ataque masivo después de que milicianos palestinos mataran a un soldado en la frontera.

Los bombardeos acabaron con la vida de tres militantes de las Brigadas Izedín al Qasam, el brazo armado de Hamás, en Jan Yunis y Rafah, al sur de la franja.

Fawzi Barhoum, portavoz de este grupo que controla Gaza, anunció la tregua, aceptada también por Israel.

“Con los esfuerzos de Egipto y la ONU se ha acordado volver a la era de la calma entre (Israel) y las facciones palestinas” señaló Barhoum.

El enviado especial de la ONU para Oriente Medio, Nickolay Mladenov, llamó el viernes a las dos partes a detener los ataques y rebajar la tensión “inmediatamente”.

Esta nueva ola de violencia, precedida por una anterior el fin de semana pasado, empezó después de que milicianos palestinos dispararon contra el Ejército israelí en la frontera entre Gaza e Israel.

Las fuerzas israelíes atacaron primero con fuego de tanque la posición desde la que se había disparado a los soldados, al sur de Gaza. Tres miembros de las Brigadas Izedín al Qasam murieron durante la primera tanda de bombardeos contra ocho posiciones de Hamás.

Poco después, Israel lanzó un ataque masivo contra Hamás. La aviación y los tanques israelíes alcanzaron 60 objetivos militares de este grupo, centrados en los batallones de Zaitun, en el norte, Jan Yunis, en el sur, y Al Bureij, en el centro de Gaza, según indicó el Ejército israelí.

Los bombardeos destruyeron unos 60 edificios e infraestructuras y afectaron a almacenes de armamento y fabricación de armas, a una entrada a una red de túneles, un depósito de drones, una sala de operaciones militares, campos de entrenamiento y puestos de observación.

Desde Gaza se lanzaron anoche tres proyectiles contra Israel que provocaron el sonido de las sirenas en diversas comunidades cercanas a la franja. Dos fueron interceptados por el sistema de defensa antiaérea Cúpula de Hierro.

Los disparos contra los soldados en la frontera se produjeron en en una nueva jornada de protesta de miles de palestinos en Gaza, en la Marcha por el Retorno. Desde que se iniciaron las manifestaciones el 30 de marzo las fuerzas israelís han matado a 141 palestinos. El último, un miembro del movimiento nacionalista palestino Al Fatá, murió ayer por disparos de soldados. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.