La Habana, 30 jul (PL) Los cubanos conmemoran hoy el Día de los mártires de la Revolución, una fecha elegida para rendir tributo a los caídos en lucha por la liberación iniciada el 10 de octubre de 1868.

El 30 de julio de 1896 cayó en combate contra el colonialismo español el General Juan Bruno Zayas Alfonso, que era el más joven oficial del Ejército Libertador.

Con solo 29 años de edad ostentaba ese grado militar por su brillante hoja de servicios en defensa de la patria.

De acuerdo con apuntes históricos, otro 30 de julio, pero de 1957, cayeron vilmente asesinados en Santiago de Cuba, Frank País y su compañero de lucha, Raúl Pujol.

Así se perdía al Jefe de Acción y Sabotaje del Movimiento 26 de Julio, y a la vez a uno de sus más excepcionales combatientes cuya integridad, inteligencia y valor lo hicieron merecedor de la admiración de todos los que le rodeaban.

País organizó el Alzamiento del 30 de Noviembre en Santiago de Cuba en apoyo a los expedicionarios del yate Granma, que desembarcó el 2 de diciembre de 1956 cerca de la playa Las Coloradas.

Al enterarse de la muerte de Frank, el líder de la Revolución cubana, Fidel Castro lo calificó como ‘el más valioso, el más útil, el más extraordinario de nuestros combatientes’.

A Frank lo sustituyó como Jefe de Acción y Sabotaje del M-26-7 René Ramos Latour.

Este revolucionario fue un estrecho colaborador de Frank, y tuvo una sobresaliente trayectoria, tanto en la lucha clandestina, como Comandante Jefe de Columna en la Sierra Maestra.

René Ramos Latour cae en combate en El Jobal, Sierra Maestra, el 30 de julio de 1958, justamente al cumplirse un año del asesinato de Frank País.

Otro excepcional combatiente oriundo de Mayarí, provincia de Holguín, caído también el 30 de julio de 1967 en Bolivia, como integrante de la guerrilla del Comandante Ernesto Che Guevara, fue el Capitán José María Martínez Tamayo.

En el Segundo Frente Oriental se le conoció como Papi, luego Mbili o Chinchu en el Congo, y Ricardo en la gesta boliviana.

Antes, en Argentina, colaboró con el destacamento de Jorge Ricardo Masetti en las montañas de Salta.

En todos esos escenarios resultó ‘un extraordinario combatiente’, como lo calificó el Che en su Diario de Campaña en Bolivia.

Cada 30 de julio, Día de los Mártires de la Revolución cubana, el pueblo rinde homenaje a hombres como estos, y a todos los caídos por el mismo ideal.

Recuerda Radio Angulo que el 30 de julio de 1959 en un encuentro con los familiares de los mártires de la Revolución, en la ciudad de Santiago de Cuba, el Comandante en Jefe Fidel Castro dijo que se escogió esta fecha porque ese día simbolizaba los sacrificios que hizo el pueblo por conquistar su libertad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.