EE.UU. debe ser considerado responsable por los ataques aéreos perpetrados este 2 de agosto por la coalición internacional, liderada por Arabia Saudita, contra el hospital Al-Thawra y el mercado portuario de Hodeida, declaró este viernes el portavoz del Ministerio de Salud de Yemen, Yousuf Al-Hazzari.

“EE.UU. tiene plena responsabilidad” en ese bombardeo mortal por respaldar a la coalición liderada por los sauditas, aseveró Al-Hazzari. Además, denunció que “las Naciones Unidas, sus organizaciones y la comunidad internacional han permanecido en silencio frente a la agresión” por parte de la coalición EE.UU.-Israel y los delitos perpetrados por ellos, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos durante ya más de 2.220 días, desde que Yemen fue invadido en 2015.

Según el ministerio yemení, al menos 55 personas murieron –entre ellas mujeres y niños– y más de 130 resultaron heridas como resultado del ataque aéreo del jueves. Por su parte, Reuters informa, con referencia a sus fuentes médicas, de 26 víctimas mortales y 50 lesionados.

La muerte de personas inocentes indignó a decenas de miles de yemeníes, quienes marcharon este viernes por las calles de la capital, Saná.

“Los participantes sostuvieron pancartas y banderas de Yemen, manifestando el enojo y descontento popular por los crímenes de guerra de la coalición [liderada por Arabia Saudita]. La multitud condenó el silencio de la comunidad internacional y de las Naciones Unidas con respecto a los delitos perpetrados por la coalición en Yemen”, informa la agencia SABA, controlada por el movimiento de hutíes rebeldes Ansar Allah.

Entre tanto, el representante de la coalición internacional, Turki Al-Maliki, declaró el jueves al canal de televisión Al Arabiya que el grupo no había llevado a cabo ninguna operación en Hodeida, y responsabilizó a los hutíes por la muerte de civiles yemeníes. “Los rebeldes hutíes están detrás del asesinato de la población civil”, afirmó.

Con el apoyo material y logístico de los EE.UU., Arabia Saudita y sus socios del Golfo invadieron Yemen en marzo de 2015, con la esperanza de reinstaurar en el poder al depuesto presidente Abd Rabbu Mansour al Hadie. Desde entonces, según la ONU, más de 5.500 civiles han muerto y no menos de 9.000 resultaron heridos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.