Las horas de trabajo perdidas por huelga superaron los 9,28 millones en los siete primeros meses del año, lo que supone un aumento del 46,4 por ciento respecto al mismo periodo de 2017, aunque el número de huelgas en el periodo ascendió a 332, un 36,5 por ciento menos, según el último informe de la CEOE sobre conflictividad laboral.

La patronal recuerda que en la comparación con 2017 hay que tener en cuenta la repercusión que en la conflictividad laboral tuvieron las huelgas en el sector de transportes y comunicaciones en abril, mayo, junio y julio del año pasado, especialmente en el sector del taxi, y de estibadores en junio de dicho año.

A esto se suma la incidencia de la huelga convocada el Día Internacional de la Mujer y la de estudiantes en Cataluña frente a la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española y en toda España ante la sentencia de ‘La Manada’, y en el sector del taxi en marzo, abril, mayo y julio de este año, respectivamente.

En los siete primeros meses del año se iniciaron 332 huelgas, un 36,5 por ciento menos que un año antes, secundadas por 631.742 trabajadores, cifra más de tres veces superior a la del mismo periodo de 2017, y un total de 9,28 millones de horas de trabajo perdidas, un 46,4 por ciento más.

En cuanto a las causas de la conflictividad laboral, se convocaron siete huelgas el pasado mes de julio por la tramitación de expedientes de regulación de empleo, con 399 trabajadores implicados y 225.856 horas perdidas, el 18,5 por ciento del total de julio.

Además, comenzaron tres huelgas derivadas de la negociación de convenios colectivos, que fueron secundadas por 16.363 trabajadores, que perdieron 173.152 horas de trabajo, el 14,2 por ciento del total del mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.