José Luis Díaz-Granados

El 19 de abril de 2018 -fecha en que se conmemora el 57° aniversario de la Victoria de Girón, cuando los cubanos propinaron en Bahía de Cochinos la más humillante derrota a los invasores gringos financiados y preparados por el gobierno del presidente Kennedy, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, fue elegido presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba -cargo que sólo han ejercido el líder máximo de la Revolución Cubana, Comandante Fidel Castro Ruz y el General de Ejército y dirigente histórico de la gesta heroica, Raúl Castro Ruz-, y mi primera reflexión es la de que este joven estadista nació cuando la Revolución Cubana comenzaba a consolidarse en Nuestra América.

No es difícil imaginar a Díaz-Canel en su más tierna infancia, vistiendo el uniforme de pionero con pañoleta azul, exclamando al unísono con sus compañeritos de primaria en Santa Clara: ¡Moncadistas: siempre listos!, y pocos años más tarde, ya con la pañoleta roja, uniéndose al coro del matutino de su escuela para prorrumpir en voz pluriforme: ¡Pioneros por el comunismo! ¡Seremos como el Che!

Miguel Díaz-Canel Bermúdez nació en Santa Clara el 20 de abril de 1960. Se graduó de ingeniero electrónico en 1982. Se incorporó a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba (FAR), donde cumplió importantes funciones hasta 1985. De manera simultánea se desempeñó como profesor de la Universidad Central de Las Villas y miembro de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJP).

Reconocimientos

Cumplió misión internacionalista en Nicaragua sandinista y a su regreso a Cuba en 1989, llevó a cabo actividades fundamentales en la UJP hasta llegar a ser Primer Secretario del Comité Provincial en Villa Clara y posteriormente Segundo Secretario del Comité Nacional de la organización juvenil.

En 1993, a propuesta del entonces ministro de Defensa Raúl Castro Ruz, Díaz-Canel pasó a formar parte del Buró Político del Partido Comunista de Cuba.

Sobre esto, afirmó Raúl: “(Miguel Díaz-Canel) tiene un alto sentido del trabajo colectivo y de exigencia con los subordinados y predica con el ejemplo en el afán de superarse cotidianamente”. Además, agrega el Compañero Raúl: “Ha mostrado una sólida firmeza ideológica”.

En 2009, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, fue nombrado ministro de Educación Superior, cargo desde el cual impulsó una serie de innovaciones en el sistema de educación superior en Cuba, que incluyó el restablecimiento de las pruebas de ingreso en Matemática, Español e Historia, para quienes aspiren a incorporarse a la universidad.

Importante papel histórico

En 2012, Díaz-Canel fue promovido al cargo de vicepresidente del Consejo de Ministros, como quien dice, la persona que debe liderar la atención de los organismos ligados a la ciencia, la cultura, la educación y el deporte. Al año siguiente, la Asamblea Nacional del Poder Popular, lo designó Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba.

A mediados de 2017, Miguel Díaz-Canel destacó que en la Revolución Bolivariana de Venezuela está siempre vigente la enseñanza y la huella de Fidel y recalcó que la impronta de nuestro invicto Comandante en Jefe “está presente en todos los procesos revolucionarios de los países del área”.

El Compañero Díaz-Canel, consciente del importante papel histórico que desempeña como sucesor de Fidel y de Raúl en el cargo de presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, se dispone a liderar la Revolución, bajo la inspiración de Bolívar, Martí, Fidel y el Che, con miras a un futuro lleno de grandeza y de logros diversos en todos los campos de la actividad humana, tanto en Cuba como en Nuestra América.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.