El Congreso de EE.UU. busca declarar a Rusia “patrocinador del terrorismo” por su apoyo a Irán y al Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).

Se trata de una propuesta bipartidista que pide a la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, estudiar las supuestas ayudas de Rusia a Irán y a Hezbolá en Siria, según un artículo publicado el domingo por el portal norteamericano BuzzFeed.

De acuerdo con el informe, los legisladores estadounidenses están preocupados ante un posible acuerdo entre Washington y Moscú sobre Siria después de la reunión del pasado 16 de julio entre Trump y su homólogo ruso, Vladimir Putin, en Helsinki (capital finlandesa); donde la actuación del mandatario norteamericano recibió críticas de políticos y medios de comunicación de su país.

“Es necesario ser muy claros con el presidente (Trump) de que en estos momentos no estamos haciendo grandes negociaciones con Rusia”, ha dicho una fuente republicana del Congreso que está informada de la participación de Irán y Rusia en Siria.

Tras la cumbre en la capital de Finlandia, Trump informó haber abordado con Putin una amplia gama de temas, como Siria, Irán y otros asuntos regionales e internacionales. Sin embargo, varios legisladores han exigido el testimonio de la traductora Marina Gross que acompañó al magnate republicano en esta reunión, para saber si Trump hizo promesas escandalosas a Putin.

Da acuerdo con el artículo, entre las iniciativas y resoluciones introducidas en el Congreso tras la cumbre Trump-Putin, la más amplia es la copatrocinada por Robert Menendez, miembro demócrata del Comité de Relaciones Exteriores del Senado; Lindsey Graham, influyente senador republicano del Congreso, junto a otros cuatro 4 senadores.

El proyecto de ley llamado “Acto de protección de la seguridad estadounidense ante la agresión del Kremlin 2018”, condena a Rusia por varias cuestiones, desde su “intromisión” en las elecciones presidenciales de EE.UU. en 2016 hasta su “invasión” en Ucrania en 2014, y exige una amplia gama de sanciones tanto contra figuras políticas y “oligarcas” que están en contacto con Putin como sobre los proyectos de energía y la industria petrolera del país euroasiático.

La mencionada iniciativa también apunta el papel de Rusia en Siria y pide al Gobierno de Washington determinar si “Rusia cumple con los criterios para ser designado como un país patrocinador del terrorismo”.

Además, insta a la Casa Blanca a estudiar si Rusia ha suministrado de manera directa o indirecta armas, tecnología o conocimiento militar a Irán, Siria, Hezbolá y otros aliados del país persa. Cabe mencionar que los asesores militares de Irán, al igual que las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia actúan en Siria a petición de Damasco.

El proyecto, igualmente, solicita los detalles de cualquier acuerdo obtenido entre el presidente Trump y su homólogo ruso acerca de Siria en la cumbre de Helsinki.

Rusia está convencida de que la presencia de Irán y Hezbolá en Siria es indiscutible. El embajador ruso en El Líbano, Alexander Zasypkin, dijo el pasado 11 de junio que Irán y Hezbolá no deben retirarse de Siria hasta la eliminación completa de los terroristas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.