El Daesh parece estar atravesando sus últimos momentos en la provincia de Suweida mientras el Ejército sirio continúa avanzando.

Los restos del Daesh en la provincia están rodeados en el Cañón de Al Safa, al este de la provincia, que se ha convertido, de este modo, en el último reducto del grupo terroristas en Suweida, y al mismo tiempo, en una trampa mortal.

Un grupo de terroristas intentaron romper el cerco en la mañana del martes después de que el Ejército lanzara una última advertencia para que los terroristas se rindan.

Según fuentes del Ejército, varios militantes del Daesh intentaron huir del Cañón de Al Safa, pese a hallarse este totalmente cercado por el Ejército y sus aliados. Sin embargo, este intento terminó con la muerte de todos los terroristas implicados.

En la actualidad, el Ejército está barriendo el Cañón con su artillería para obligar a los terroristas a rendirse o, en su defecto, para aniquilarlos.

Se cree que los terroristas no podrán aguantar mucho más en el Cañón al carecer de municiones y suministros y estar sometidos a un nutrido fuego.

El 12 de agosto, el Ejército sirio anunció que había liberado la parte este de la provincia de Suweida y que toda la frontera administrativa de esta provincia estaba ya bajo su control.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.