Arabia Saudí probablemente utilizó una bomba fabricada en EE.UU. en su ataque aéreo que mató a unos 39 estudiantes en Yemen, revela un informe.

Una bomba de caída libre MK-82 probablemente fue usado por Arabia Saudí para su ataque mortífero del jueves a un autobús escolar en la provincia de Saada, noroeste de Yemen, informó el periodista Nasser Arrabyee.

En un mensaje difundido el jueves en su cuenta en la red social Twitter, Arrabyee publicó fotos de piezas de bombas MK-82, aparentemente recuperadas de la escena de la masacre saudí que dejó al menos 39 niños muertos y otros 57 heridos.

Las imágenes todavía no han sido verificadas de manera independiente; sin embargo, las bombas MK-82 de EE.UU. han aparecido en varias ocasiones en diferentes sitios de ataques aéreos de Arabia Saudí y sus aliados contra objetivos civiles desde el inicio de la agresión militar a Yemen en 2015.

El MK-82, una bomba de 227 kg y construida por la compañía estadounidense General Dynamics, además, apareció en los titulares cuando fue utilizada por aviones de combate saudíes en un ataque de 2016 a un funeral en la ciudad de Saná (capital siria). Ese ataque se cobró más de 140 vidas e hirió a otras 525.

Desoyendo las llamadas de grupos pro derechos humanos, Washington ha seguido suministrando armas a Riad. En esta misma línea, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció en mayo de 2017 nuevas ventas de armamentos al reino árabe por un valor de 110 mil millones de dólares.

Aun así, el Departamento estadounidense de Defensa (el Pentágono) ha considerado “imposible” determinar de dónde vino la bomba utilizada en el ataque del jueves.

“Nunca sabremos si la munición (utilizada) fue una que Estados Unidos les vendió” a los saudíes, declaró en su momento el portavoz del Comando Central de EE.UU. (Centcom), Josh Jacques.

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha condenado el ataque aéreo de Arabia Saudí y lo ha calificado de “crimen de guerra”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.