La joven de 24 años falleció por una infección generalizada al intentar interrumpir su embarazo de manera clandestina con un tallo de perejil.

Casi una semana después de que el Senado de Argentina cerrara las puertas a la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), una joven de 24 años, denominada como Liz -para proteger su identidad-, murió este martes luego de realizarse un aborto clandestino.

El domingo 12, Liz se dirigió al hospital Belgrano, en San Martín, con un shock séptico y una infección generalizada, luego de intentar abortar con un tallo de perejil.

En el recinto médico se le extirpó el útero (histerectomía) y se la derivó al hospital de Pacheco, donde fue ingresada en cuidados intensivos. Sin embargo su grave estado de salud fue irreversible, falleciendo la madrugada de este martes.

Liz vivía en un barrio popular de José León Suarez, al extremo norte del gran Buenos Aires, y tenía un hijo de dos años.

“Hace años que no recibíamos un caso con perejil. La ilegalidad somete a las mujeres más pobres a las prácticas más desesperadas”, dijo una de las médicas que atendió a la joven y quien no quiso revelar su nombre.

“Esto es lo que nos deja la clandestinidad, porque ahora a las chicas les cuesta más conseguir a alguien que les haga un aborto en mejores condiciones o les ponga una sonda, que aunque por supuesto es inseguro, no es lo mismo que meterse un tallo de perejil. Las chicas tienen muchísimo temor a ir presas”, agregó la profesional de la salud.

La madrugada del pasado jueves, y tras varias horas de discusión, el Senado decidió que la práctica del aborto continuara en la clandestinidad, al rechazar por 38 votos contra 32, la Ley IVE, que permitía la interrupción del embarazo de manera legal, segura y gratuita.

La Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito lamentó la muerte de la primera mujer en manos del aborto clandestino, que pierde su vida tras el rechazo a la ley.

“¿Cuántas mujeres y personas gestantes muertas más van a necesitar para entender que el aborto debe ser legal, seguro y gratuito en Argentina? La clandestinidad no salva ninguna vida. La clandestinidad mata. Por “Liz” y tantas otras, ¡será Ley!”, dijo la organización en un comunicado.

Repudio por la muerte de Liz en redes sociales

A través de una etiqueta, se posicionó en Twitter la indignación ante la muerte de Liz. Los usuarios compartieron sus opiniones usando la frase #ElSenadoEsResponsable.

En Argentina, se realizan

  • 354 mil 627 abortos al año
  • 984 al día
  • 41 por hora

Producto de las complicaciones de esos abortos clandestinos, alrededor de 70 mil 200 mujeres deben ser hospitalizadas. La legalización haría que las muertes por abortos inseguros se redujeran en un 92 por ciento menos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.