La bomba utilizada por la coalición dirigida por Arabia Saudí en un ataque devastador contra un autobús escolar en Saada, Yemen, fue vendida como parte de un acuerdo de armas sancionado por el Departamento de Estado de EEUU con Arabia Saudí, dijeron expertos en municiones a la CNN.

Trabajando con periodistas yemeníes locales y expertos en municiones, la CNN ha establecido que el arma que dejó decenas de niños muertos el 9 de agosto fue una bomba MK 82 guiada por láser de 500 libras (227 kilogramos) fabricada por Lockheed Martin, una de las principales compañías de armamento estadounidenses.

La bomba es muy similar a la que causó la devastación en un ataque a un funeral en Yemen en octubre de 2016 en el que 155 personas murieron y cientos más resultaron heridas, según el informe.

En marzo de ese año, un ataque a un mercado yemení mató a 97 personas. Esta matanza fue perpetrada por una bomba MK 84 guiada por precisión, suministrada también por EEUU a Arabia Saudí.

Tras el ataque al funeral, el ex presidente de los EEUU, Barack Obama, prohibió la venta de tecnología militar guiada de precisión a Arabia Saudí por “preocupaciones relativas a los derechos humanos”.

La prohibición fue revocada por el entonces secretario de Estado de la Administración Trump, Rex Tillerson, en marzo de 2017.

El impacto de la bomba en el mercado Dahian de Saada fue devastador, ya que afectó a un autobús lleno de escolares que realizaban una excursión de un día.

De las 51 personas que murieron en el ataque aéreo, 40 eran niños, dijo la semana pasada el ministro de Salud del gobierno de salvación de Yemen, Taha al Mutawakil. Él agregó que de las 79 personas heridas, 56 eran niños. Los niños tenían menos de 10 años de edad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.