Rusia ha probado todas las características de combate de su caza Su-57 en Siria y está satisfecha con los resultados obtenidos, principalmente en práctica real.

“El Su-57 ha terminado con éxito la primera fase de las pruebas experimentales y ha probado todas sus características de combate. Ha demostrado su valor no solo en campos de prueba sino también en las operaciones reales de combate”, indicó el domingo el presidente del Comité de Defensa y Seguridad del Consejo de la Federación (Senado) de Rusia, Víctor Bondarev, a los periodistas.

Al juicio del exjefe del Estado Mayor de Rusia, los cazas de quinta generación Su-57 tienen amplio potencial para ser modernizados, de ahí que serán “suficiente” para los próximos 50 años.

De hecho, destacó Bondarev, “este caza tiene todo lo necesario para ser mejorado posteriormente a un avión automático no tripulado”.

Señaló asimismo que Moscú había enviado varios cazabombarderos de este tipo a su base aérea en Hmeimim, situada en la provincia de Latakia (noreste de Siria), hace seis meses.

Entre las capacidades de combate de los cazas Su-57, según destacan fuentes rusas, figuraría un sistema de control interno capaz de detectar hasta 60 objetivos y atacar simultáneamente a 16 de ellos.

Desde que Rusia comenzó en 2015 su “autorizada” lucha contra el terrorismo en Siria, ha probado y calibrado en los campos de batalla las capacidades de varios armamentos, entre ellos el carro de combate BMPT-72, además de armas radioelectrónicas y tanques no tripulados.

Las autoridades rusas han dicho en su momento que habían probado más de 200 tipos de armas en el territorio sirio. Asimismo, el conflicto sirio ha permitido a Rusia aumentar la venta de sus helicópteros, aeronaves militares y tanques.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.