En la Juventud Comunista de México contamos con un Plan mínimo de Formación Política e Ideológica, el cual se pretende que sea conocido por las y los militantes durante su militar en las filas de esta organización, este se puede considerar uno de los motivos por los cuales se le considera a la J una escuela, uno de sus principales fines es el formar a la juventud mexicana.

El Plan de Formación presenta algunas libertades en su forma de ser abordado, permitiendo que cada colectivo juvenil de base pueda elegir cuál de los diferentes ejes que presentan se quiere abordar primero, aunque claro se pide que primero se aborden los diferentes ejes de un bloque para podes pasar al siguiente.

Otra de las sugerencias que brinda la Comisión de la Secretaría de Formación Política e Ideológica del Comité Nacional es que los estudios se aborden de una u otra forma en el colectivo, esto con la finalidad de intercambiar ideas, desarrollar un debate sano y acrecentar los conocimientos del colectivo. Es decir, una de las formas predilectas de abordar los textos es dar una lectura previa y llegar a la reunión de estudio para compartir las partes más interesantes, las que llamaron más la atención, las que dejan dudas, las que no se comprenden y de esta forma desarrollar una discusión o compartición, la cual va a permitir aumentar la comprensión de las ideas expuestas.

Existen y seguirán existiendo (tristemente) personas que consideren que el simple hecho de leer los materiales marxistas y “comprenderlos” los convertirá en comunistas y que tienen la capacidad de dar línea al resto de personas que no han tenido la oportunidad de leer esos materiales, en su mayoría son personas que se encierran en una burbuja debido a que nadie está a su “altura”, se encierran en sus torres de marfil y juzgan al resto. Ante este tipo de actitudes sólo podemos decir, el comunista es aquel que milita en toda la gran extensión de la palabra dentro de una organización.

A los militantes de la J les pedimos que estudien en colectivo, que compartan sus ideas en colectivo, que crezcan en colectivo, de esta forma no se van a encerrar en una postura homogénea, ampliaran su panorama ante otras visiones, dejaran de lado las desviaciones que puedan surgir de una mal interpretación o simplemente una mala lectura de un texto. Ante un mundo de individualización y que pide que sólo pienses en ti y después en el resto les pedimos que piensen en colectivo, la organización es lo único que nos puede asegurar una victoria, y así como el resto de cuestiones, el estudio y la formación debe ser colectiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.