La policía de Santiago lanzó cañones de agua y desplegó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes que habían inundado las calles de la capital chilena en protesta por el Estatuto Joven, un nuevo anexo a la ley laboral que restringe los derechos fundamentales de los trabajadores jóvenes el jueves.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.