El Grupo de Eminentes Expertos Regionales e Internacionales de la ONU sobre Yemen ha determinado que todas las partes involucradas en el conflicto, que incluyen a la coalición liderada por Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y los hutíes, pueden haber cometido crímenes de guerra, incluyendo violencia sexual y reclutamiento de niños soldados. Así se señala en un informe condenatorio que detalla las atrocidades perpetradas en el conflicto de Yemen.

Ataques aéreos de la coalición y bajas civiles

De acuerdo con el informe de 41 páginas, que abarca el período comprendido entre septiembre de 2014 y junio de 2018, los ataques aéreos de la coalición dirigida por Arabia Saudita fueron responsables de la mayoría de las víctimas civiles documentadas en el conflicto. Sus objetivos incluían “áreas residenciales, mercados, funerales, bodas, centros de detención, barcos civiles e incluso instalaciones médicas”, dice el documento.

Como uno de los ejemplos más “atroces”, los expertos exponen los ataques aéreos del 15 de marzo de 2016 en el mercado de Khamees, que cobraron la vida de más de 100 civiles, 25 de los cuales eran niños. La ONU estima que el número de civiles muertos en Yemen alcanza a 6.660 personas, y el de los heridos a 10.563 para el período que corre entre marzo de 2015 y agosto de 2018, pero se cree que la cifra real es más alta.

Crímenes de la alianza hutíes -Saleh

Los hutíes, por su parte, están acusados de usar armas de amplio alcance en la guerra urbana y, según los expertos, de forma indiscriminada. Los investigadores han recibido información de que la mayor parte de las bajas civiles en la ciudad de Taiz fueron causadas por las fuerzas de la alianza hutíe-Saleh, que tiene el control de las tierras altas, pero han admitido que se requería una mayor investigación para determinar las responsabilidades.

Bloqueos

El bloqueo impuesto a los puertos y el espacio aéreo de Yemen por la coalición también ha sido acusado de violar el derecho internacional. Así, el informe destaca el impacto humanitario y afirma que el cierre del aeropuerto de Sana es una violación de la ley humanitaria que protege a los enfermos y heridos.

“Ninguna eventual ventaja militar podría justificar ese sufrimiento sostenido y extremo de millones de personas”, dice el informe.

Torturas y violaciones de los presos

El referido grupo también confirma las detenciones arbitrarias y generalizadas en todo Yemen, al igual que las torturas en algunas áreas. Así, cientos de personas han sido detenidas por oponerse al gobierno que en Yemen respaldan Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, fuerzas que conforman la coalición y controlan el sur de Yemen directamente y a través de sus organismos de seguridad.

Según el informe, los presos han sido “golpeados, electrocutados, colgados boca abajo, ahogados, amenazados con violencia contra sus familias y recluidos en régimen de aislamiento durante períodos prolongados”. Los detenidos en cárceles controladas por los EAU han denunciado violaciones durante los interrogatorios, mientras en campamentos de migrantes se han registrado casos de violencia sexual.

Niños soldados

Los investigadores encontraron Información que indica que todas las partes han reclutado o alistado niños en sus fuerzas armadas. Muchos de ellos tenían entre 11 y 17 años, y algunos tan solo 8 años.

Además, el gobierno yemení, la coalición y los hutíes están acusados ​​de hostigamiento, amenazas y difamaciones contra defensores de los derechos humanos y periodistas.

Venta de armas y complicidad

El informe también insta a los países a “abstenerse de proporcionar armas que puedan ser utilizadas en el conflicto”. EE.UU. y el Reino Unido han sido criticados por suministrar armamento a los sauditas, a pesar de los informes sobre su uso. Irán, por su parte, ha sido acusado de suministrar armas a los hutíes, pero niega la acusación.

Además de las armas, EE. UU. también proporciona a la coalición asistencia táctica y de reabastecimiento de combustible.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.