El Tribunal Supremo de España ha confirmado la condena de cuatro años y medio de cárcel para el exvicepresidente español Rodrigo Rato por el caso las tarjetas opacas de Bankia, entidad financiera que dirigió entre 2010 y 2012.

Al tratarse de una condena superior a los dos años de prisión, la entrada de Rato en un centro penitenciario será obligatoria. Solo una suspensión cautelar de la ejecución de la sentencia impuesta por el Tribunal Constitucional podría evitarlo, en caso de que el expolítico del Partido Popular decidiera intentar ese recurso.

En el caso de las llamadas tarjetas ‘black’ había otros 63 acusados, cuyas condenas por apropiación indebida han sido también confirmadas, con ligeras rebajas en algunos casos por haber devuelto el dinero, lo que permitió aplicar una atenuante por reparación del daño.

Rato está pendiente, además, de otro juicio en noviembre, en el que está acusado de falsear las cuentas de Bankia para mejorar su situación de cara a su salida a bolsa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.