La Fuerza Aérea de Estados Unidos está a punto de terminar la construcción de una base aérea en Níger para drones armados que apuntarán a grupos yihadistas que operan en la región, dijo un oficial militar estadounidense.

“Hasta la fecha, la Fuerza Aérea ha gastado alrededor de 86,5 millones de dólares en el proyecto de construcción de la base aérea Níger 201”, dijo Auburn Davis, portavoz de la Fuerza Aérea de Estados Unidos en Europa y África.

“El costo total estimado de la construcción, incluyendo los proyectos planeados para el año fiscal 2019, es de 98.5 millones de dólares”, agregó Davis.

La base, ubicada en la ciudad de Agadez, en el norte de Níger, es el proyecto de construcción más grande de la Fuerza Aérea de Estados Unidos en su historia.

Agadez es una ciudad estratégica situada en el desierto del Sáhara, de fácil acceso para yihadistas y contrabandistas hacia y desde Libia, Argelia, Mali y Chad.

Alrededor de 650 efectivos militares estadounidenses serán desplegados en la base una vez que estén operativos. Un número desconocido de drones militares, incluidos los MQ-9, que actualmente operan desde la capital, Niamey, están siendo transferidos a la base, según el ejército estadounidense.

Algunos analistas de seguridad, como William Assanvo, Coordinador Regional para África Occidental del Instituto de Estudios de Seguridad en África, creen que esta decisión indica que la región está cada vez más militarizada.

“Esta tendencia suscita cierta preocupación por la intrusión de potencias extranjeras en el Sahel para perseguir intereses nacionales que no siempre están claros, y que pueden no corresponderse con los intereses nacionales de los países anfitriones”, dijo Assanvo.

“También podría desencadenar una escalada de ataques y enfrentamientos para justificar la llamada yihad, que algunos grupos extremistas afirman estar combatiendo”, añadió Assanvo.

Sin embargo, los funcionarios nigerianos consideran que la construcción de la base de Agadez es una necesidad para hacer frente a la creciente amenaza del terrorismo, que supone una amenaza para la seguridad del Níger y de la región.

“Nuestros problemas vienen de Libia. La región [entre Agadez y la frontera libia] es vasta, despoblada. Los terroristas se mueven libremente”, dijo Kalla Mountari, ministro de Defensa de Níger.

El ejército estadounidense declaró que la decisión de transferir los activos de Niamey a Agadez y construir la base allí se tomó en consulta y coordinación con el Gobierno de Níger.

“El gobierno de Níger ha pedido al Comando de Estados Unidos para África (Africom) que transfiera los activos de SRI [Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento] de Niamey a Agadez”, dijo el portavoz de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

Assanvo, del Institute for Security Studies Africa, cree que esta decisión también podría formar parte de los esfuerzos del ejército estadounidense para evitar una presencia discreta en la región sin provocar la oposición potencial de la población local.

“La base de Agadez tiene la ventaja de hacer menos visible la presencia estadounidense, lejos de la capital nigeriana, Niamey”, dijo Assanvo. “Esto es importante, dada la obvia oposición de una parte significativa de la población nigeriana a la creciente presencia de Occidente en el país.

El experto e investigador argelino en seguridad y cuestiones estratégicas, Ahmed Mizab, de la Universidad Mohamed Bouguerra de Boumerdès, consideró que “el enfoque de seguridad propuesto por los partidarios de la intervención militar extranjera en la región del Sahel no ha sido ni será nunca una solución a los problemas de la región”.

En su intervención sobre “La situación de seguridad en el Sahel africano y sus repercusiones en la causa saharaui”, durante los trabajos de la penúltima jornada de la universidad de verano de los militantes y dirigentes del Frente Polisario y de la República Saharaui, el Mizab precisó que “el enfoque de seguridad propuesto por los partidarios de la intervención militar extranjera en la región no ha sido, ni será nunca, una solución a los problemas de la región, un principio y un concepto que la diplomacia argelina defiende constantemente”.

El investigador también consideró que la intervención militar extranjera y el despliegue de bases militares de drones en la región “no tenían como objetivo combatir el terrorismo y el crimen organizado, sino que formaban parte de las batallas y la competencia entre las grandes potencias con fines económicos”.

https://www.algeriatoday.info/une-base-aerienne-americaine-proche-des-frontieres-sud-algerienne/

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.