La Haya se convierte de nuevo en arena de debate entre diferentes países sobre el funcionamiento de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ). En una sesión del Comité Ejecutivo de la OPAQ que comenzó este martes se está debatiendo si atribuir o no nuevas facultades a la institución, que le permitirían atribuir responsabilidades por el uso de armas químicas.

Una decisión preliminar a favor ya fue tomada a finales de junio en una sesión especial. No obstante, la cuestión tiene que resolverse definitivamente el mes de noviembre.

Actualmente, los expertos de la OPAQ solo participan en la elaboración de los informes sobre los supuestos casos de uso de armas químicas, mientras que la determinación de los culpables y de las medidas de respuesta forma parte de las funciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

En opinión de Moscú, la decisión de otorgar a la OPAQ la autoridad para nombrar a los culpables supone una violación de las normas de la propia organización, según ha indicado el jefe de la delegación rusa y viceministro de Industria y Comercio de Rusia, Gueorgui Kalamánov, en la reunión del Comité Ejecutivo.

Kalamánov ha afirmado que este paso “contradice los reglamentos, la propia esencia y las tareas de la Convención sobre armas químicas”, y que “el trabajo que realizan los países occidentales […] conduce a socavar la Convención sobre armas químicas y a profundizar la división dentro de la organización“.

Por otra parte, el alto cargo ha indicado que en caso de que se cree el mecanismo en cuestión, podría tratarse de una “incursión de la OPAQ en el ámbito de funciones exclusivas del Consejo de Seguridad de la ONU”.

“El Consejo es el único organismo internacional que tiene la competencia para sacar conclusiones clave y tomar decisiones relacionadas con los temas de guerra y paz”, ha aseverado Kalamánov.

Al mismo tiempo, ha recordado que la decisión de junio fue tomada por una minoría absoluta de los Estados participantes de la Convención sobre Armas Químicas: 82 de 193.

A su vez, el analista político Carlos Puente Martín, opina que lo que pretenden algunos países occidentales es “poder manejar desde la OPAQ lo que en realidad son competencias muchas veces de las Naciones Unidas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.