La delegación militar enviada por Israel y Estados Unidos a Ucrania para probar los sistemas de defensa antiaérea SS-300 que Moscú proporcionó recientemente a Siria, ha prolongado su estancia, según los medios de comunicación israelíes.

El ejército ucraniano está instruyendo a sus homólogos estadounidenses e israelíes en las prestaciones del sistema SS-300 y ha permitido que especialistas estadounidenses e israelíes lo prueben en diversos escenarios posibles.

Los especialistas no están entrenando a los cazas F-15 contra los SS-300 como parte del ejercicio internacional Clear Sky 2018, que incluye a pilotos israelíes y estadounidenses.

Tampoco es seguro que los pilotos israelíes estén volando o simplemente observando desde tierra. Sin embargo, el 16 de octubre un piloto estadounidense y otro ucraniano murieron en un accidente del avión de combate ucraniano Sujoi-27.

Desde que el mes pasado Rusia entregara los sistemas SS-300 a Siria, la Fuerza Aérea de Israel no ha llevado a cabo ningún ataque aéreo contra objetivos en el país árabe. Todos sus aviones están tierra, con la excusa de las averías en los F-35.

A pesar de ello, los dirigentes israelíes siguen amenazando repetidamente que los ataques continuarán. Por lo tanto, es muy probable que el ejército israelí se esté preparando para su primera acción militar en este nuevo contexto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.