Moscú, 25 oct (Sputnik). – Las maniobras Trident Juncture 2018 de la OTAN tienen una “clara tendencia antirrusa”, declaró este jueves el Ministerio de Exteriores de Rusia.

“A pesar de que la Alianza Atlántica intenta presentarlo como un ejercicio defensivo, es evidente que se trata de una exhibición de poderío militar con una clara tendencia antirrusa”, señala el comunicado.

De hecho –dice la Cancillería rusa–, las maniobras Trident Juncture 2018 servirán para ensayar los últimos desarrollos de los especialistas militares de la OTAN que se empeñan en “contener” a Rusia.

“Las maniobras influyen negativamente en la seguridad (…) y complican la situación militar y política, lo que contradice los esfuerzos emprendidos para elaborar nuevas medidas de confianza en la región del mar Báltico”, indica el Ministerio de Exteriores ruso.

Las maniobras Trident Juncture 2018, que empezaron el 25 de octubre y continuarán hasta el 7 de noviembre en Noruega, movilizaron a unos 50.000 militares, 250 vehículos aéreos y 65 buques de 31 países.

Previamente el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, declaró que las maniobras son transparentes y tienen fines defensivos.

Sin embargo, el vicecanciller ruso Alexandr Grushkó apuntó al carácter antirruso de los ejercicios Trident Juncturе. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.