El exvicepresidente Rodrigo Rato. Susana Vera / Reuters

El expresidente de Caja Madrid y de Bankia, Rodrigo Rato, ha entrado en prisión para cumplir su condena en el caso de las denominadas ‘tarjetas black’, después de que la Audiencia Nacional denegara recientemente su libertad mientras su defensa prepara el recurso de amparo que presentará al Tribunal Constitucional  en las próximas semanas.

El escándalo de las tarjetas opacas o ‘tarketas black’ salió a la luz en octubre de 2014, cuando se descubrió que la práctica totalidad de los consejeros de Bankia, durante la presidencia de Rodrigo Rato, habían dispuesto de una tarjeta de crédito Visa, otorgada por la entidad, y la habían utilizado durante años para pagar gastos personales con cargo a las cuentas de la entidad.

El Tribunal Supremo confirmó el pasado 3 de octubre la condena de cuatro años y medio de cárcel para expresidente por el delito de apropiación indebida.

“En nombre mío y de mi familia agradezco a todos los amigos y familiares que nos han apoyado durante estos días”, ha declarado ante los medios de comunicación antes de ingresar en el centro penitenciario de Soto del Real (Madrid).

En el caso de las llamadas tarjetas ‘black’ había otros 63 acusados, cuyas condenas por apropiación indebida han sido también confirmadas, con ligeras rebajas en algunos casos por haber devuelto el dinero, lo que permitió aplicar una atenuante por reparación del daño.

Rato está pendiente, además, de otro juicio en noviembre, en el que está acusado de falsear las cuentas de Bankia para mejorar su situación de cara a su salida a bolsa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.