Refugiados en el campo de Rukban, en la zona fronteriza entre Siria y Jordania.

Una vez más, como resultado de las acciones de la parte estadounidense, que no ha podido cumplir con su compromiso de garantizar la seguridad dentro de un radio de 55 kilómetros alrededor de su base en Al-Tanf, se interrumpió la partida del convoy”, dijo el sábado el jefe del Centro Ruso para la Reconciliación en Siria, Vladimir Savchenko.

Savchenko mencionaba un convoy de las Naciones Unidas y la Media Luna Roja Siria con ayuda humanitaria destinada al campamento de refugiados de Rukban, cerca de la frontera de Siria con Jordania, cuyo desplazamiento fue suspendido por motivos de seguridad.

Conforme ha detallado el militar ruso, el convoy buscaba llevar más de 450 toneladas de alimentos y medicamentos al referido campo de refugiados.

Savchenko, de forma concretada, destacó la incapacidad de la banda armada siria Yaish Maqawir al-Thawra —apoyada por la llamada ‘coalición contra el grupo terrorista EIIL’ (Daesh, en árabe)— para crear las condiciones necesarias para una entrega humanitaria exitosa.

Por todo ello, el titular castrense ruso pidió a Washington garantías para que el suministro de ayudas se pueda realizar en un ámbito poco peligroso.

El campamento de Rukban —ubicado en la provincia de Homs— acoge a miles de desplazados, y se encuentra dentro de la llamada ‘zona de desconflicto’ que EE.UU. ha anunciado de forma unilateral en las cercanías de Al-Tanf, donde Washington cuenta con una base, sin el permiso de Damasco.

Moscú anteriormente acusó a Washington de causar una catástrofe humanitaria en Siria, denunciando en particular los constantes errores de la Fuerza Aérea de EE.UU. en el territorio del país árabe, los cuales se consideran “crímenes de lesa humanidad”, según denuncia el Gobierno de Damasco.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.