Foto: Andy Jorge

Andy Jorge Blanco.— Eran los más pequeños los que iban delante, convertidos –con barbas y uniformes de Comandante– en muchos Camilos. Los padres les tomaban fotos, ellos alzaban su flor para el Señor de la Vanguardia y se ponían serios para la instantánea.

Con pocos metros de estatura guiaron y se unieron a los cientos de cardenenses que este 28 de octubre homenajearon a Camilo Cienfuegos, el piloto Luciano Fariñas y el soldado Félix Rodríguez, desaparecidos con la pérdida del avión donde viajaban.

El desfile en la Ciudad Bandera tuvo una significación especial porque fue en este municipio donde se realizó el primer tributo al Héroe de Yaguajay, el 15 de noviembre de 1959, a solo tres días del anuncio del Comandante en Jefe Fidel Castro sobre la infructuosa búsqueda.

Aquel domingo de noviembre, como este 28 de octubre, los cardenenses caminaron desde la céntrica avenida Céspedes hasta el litoral. «Fue Celia Sánchez quien, al conocer sobre este homenaje y desfile en Cárdenas, propuso convertirlo en tradición, cambiando la fecha para el día de la pérdida», recuerda la historiadora María Teresa Clark.

Anisia Villarreal, de 67 años, habla del amor de Cuba por Camilo: «El día que desapareció salí corriendo del aula para la casa. Estaba en segundo grado y mi mamá fue al otro día a preguntarle a la maestra cómo no se había percatado de que me había ido, y ella respondió: “Es que soy tan sensible como su hija, y cuando supe la noticia, me pasó lo mismo que a ella”».

A 59 años de aquel triste octubre, Julio César Betancourt demuestra el cariño de los cubanos por el hombre de la eterna sonrisa. Él desfiló hasta el litoral cardenense y allí besó su flor antes de lanzarla al mar: «Me nació del corazón enviarle así un beso a Camilo, dondequiera que esté».

Foto: Andy Jorge

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.