Aspecto del micrometeorito antes de ser cortado para su estudio interno.

Manuel A. Iturralde Vinent.— El meteorito que el pasado viernes 1ro de febrero estalló a varios kilómetros de altura y arrojó una lluvia de fragmentos de roca sobre el Parque Nacional Viñales es del tipo “acondrito”, el menos abundante, que se distingue de otros condritos por presentar pocos cóndrulos (pequeñas inclusiones esféricas formadas por minerales como olivinos y piroxenos).

El estudio de una muestra con microscopía óptica, permitió determinar una serie de características del meteorito, especialmente de un fragmento que se colectó en las inmediaciones del hotel Los Jazmines. Este estudio preliminar se realizó con la colaboración de la petróloga Angélica Isabel Llanes Castro y la mineralogista María Santa Cruz Pacheco, del Instituto de Geología y Paleontología.

Estas observaciones solo tienen la intención de abundar un poco en las características de este objeto caído del cielo.

El análisis del micrometeorito colectado cerca de Los Jazmines permitió determinar que el objeto primario y los pedazos que llegaron a la Tierra están constituidos por una serie de fragmentos de distintas dimensiones. Las observaciones hechas hasta ahora permiten afirmar que cada fragmento tuvo una historia peculiar, aunque su constitución general es parecida.

La composición del micrometeorito analizado es semejante a las dunitas, rocas que forman el manto de la Tierra, pero se distingue de ellas porque estas últimas tienen minerales hidratados.

El micrometeorito de Los Jazmines tiene una fina capa externa carmelitosa resultado de la fusión.

En su interior está compuesto por más de siete fragmentos estrechamente unidos entre sí, como se ve en la siguiente foto del corte transversal. Cada fragmento está constituido por granos minerales de distintos tamaños.

Corte transversal del micrometeorito, donde se observan los fragmentos que lo componen.

Se trata de una masa (matriz) compuesta por minerales del grupo del olivino y del piroxeno (en colores en la siguiente imagen), donde dispersos se presentan numerosos agregados cristalinos de minerales metálicos tipo pirrotina (color oscuro) y otro no identificado aún, así como escasos granos de cromita.

Micrografía de los cristales de olivino, piroxeno y pirrotina (oscuros), vistos con luz polarizada.

Como caso excepcional, en algunos fragmentos se observan aislados granos de cuarzo. La roca presenta características magnéticas, determinadas por el alto contenido de hierro de la pirrotina.

Es posible que un estudio detallado de los diversos fragmentos que cayeron en Viñales arroje características hasta ahora no distinguidas a simple vista. El siguiente paso es el análisis de los minerales utilizando microsonda y otras técnicas.

Micrografía de la matriz, donde se destacan en color claro los cristales de pirrotina. Estos forman agregados aislados y finos cristalillos a lo largo de vetillas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.