El presidente de EE.UU., Donald Trump, prometió que su país gastará más que Rusia en misiles si no se logra un nuevo acuerdo internacional tras salir de INF.

“Tal vez podamos negociar un acuerdo diferente, sumando a China y a otros. O tal vez no podamos, en cuyo caso gastaremos más e innovaremos más, por lejos, que todo el resto”, dijo el martes Trump tras la promesa horas antes de Moscú de diseñar nuevos misiles en los próximos dos años.

Durante su discurso anual sobre el Estado de la Unión ante el Congreso, el mandatario precisó que bajo su Gobierno, Estados Unidos no dejará de impulsar sus intereses.

EE.UU. inició la semana pasada el proceso de salida del Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por su sigla en inglés), al sostener que Moscú había violado el pacto con un nuevo sistema de misiles e ignorado reiteradas quejas. Las autoridades rusas han rechazado las acusaciones.

Moscú, a su vez, ha revelado recientemente que Estados Unidos ya en 2017 comenzó el desarrollo de misiles de corto y medio alcance, prohibidos por el INF.

El Ministerio de Defensa de Rusia ha revelado la imagen satelital de una planta de la compañía militar estadounidense Raytheon, donde, según afirma, “comenzaron en 2017 los preparativos para fabricar misiles prohibidos por el INF.

El Tratado INF obligó a las dos partes firmantes —Rusia y EE.UU.— a eliminar todos los misiles, tanto nucleares como convencionales, que tuvieran un alcance de entre 500 y 1000 kilómetros y de entre 1000 y 5500 kilómetros. Por tanto, varios analistas advierten que la retirada de Washington del referido convenio servirá de detonante para una nueva carrera armamentística en el mundo.

Rusia ha denunciado ya en reiteradas ocasiones la ilegalidad de la retirada de EE.UU. del Tratado INF —suscrito en 1987 entre la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y EE.UU.—, y amenazado con tomar medidas recíprocas.

En este sentido, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció el sábado que Moscú también suspende su participación en el tratado INF como respuesta a la salida de EE.UU.

A su vez, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigu, aseveró el martes que Putin había aprobado planes para nuevos misiles.

“Durante los años 2019-2020, será necesario elaborar una versión terrestre del sistema Kalibr utilizado en Siria”, precisó Shoigu.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.