El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, reavivó la discusión sobre el Holocausto en Polonia con unas declaraciones realizadas en una conferencia sobre Oriente Medio celebrada este jueves en Varsovia.

«Estoy diciendo que polacos cooperaron con los nazis. Conozco la historia y no la encubro. Lo menciono», respondió el primer ministro israelí, después de que le preguntaran si estaba de acuerdo con los intentos de Polonia de encubrir la historia con respecto al Holocausto, en presunta referencia al polémico proyecto de ley polaco, firmado el año pasado, que exime al país europeo de responsabilidades sobre la tragedia judía.

Según The Times of Israel, el político agregó que «un número no insignificante» de polacos había colaborado y afirmó no conocer ni «una persona que haya sido demandada por decir eso».

Varios políticos polacos se pusieron furiosos tras las publicaciones de algunos medios, según los cuales el primer ministro israelí no dijo «polacos cooperaron con los nazis», sino «los polacos cooperaron con los nazis». De esta manera, los altos cargos entendieron que Netanyahu culpó a toda la nación polaca de haber colaborado con los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

La embajadora de Israel en Polonia, Anna Azari, hizo todo lo posible por aclarar que esas no fueron las palabras de Netanyahu. Azari aseguró a las autoridades del país europeo que el primer ministro israelí «no dijo que la nación polaca cometió crímenes contra los judíos, sino que nadie ha sido demandado por la ley del Holocausto por decir ‘colaboradores polacos'».

El año pasado, Polonia e Israel se vieron envueltos en una amarga disputa sobre la ley polaca. Varsovia argumentó que los polacos son injustamente considerados cómplices de los crímenes de guerra nazis en un período en que su país estaba ocupado. Israel lo vio como un intento de Polonia por suprimir la discusión sobre el asesinato de judíos en Polonia durante la ocupación alemana en tiempos de la guerra.

En ese momento, Netanyahu «se opuso firmemente» a la iniciativa, esgrimiendo que «no se puede cambiar la historia y no se puede negar» el Holocausto. La disputa se resolvió cuando Polonia suavizó la ley y Netanyahu y su homólogo polaco acordaron una declaración conjunta que enfatizó la participación de la resistencia polaca en la ayuda a los judíos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.