Un robot mata a más de dos mil australianos (la llamada ‘inteligencia artificial’ no es nada inteligente)

75

Más de dos mil australianos que recibían algún tipo de asistencia social han muerto después de que la oficina gubernamental responsable de pagar sus prestaciones les enviara cartas amenazantes, la mayoría de las veces por error, advirtiéndoles de que sus prestaciones iban a ser canceladas.

Los servicios sociales básicos en Australia, iniciaron hace dos años un programa de automatización, llamado Centrelink, para corregir las lagunas en los datos de asistencia social con consecuencias desastrosas para los beneficiarios.

Cientos de miles de beneficiarios, algunos con trastornos sicológicos, recibieron por error cartas amenzantes entre julio de 2016 y octubre de 2018 exigiendo nuevas pruebas de idoneidad para la asistencia social, lo que provocó la muerte de al menos 2.030 personas.

El programa Centrelink proporciona asistencia social y otros servicios, incluyendo atención médica para jubilados, australianos indígenas, veteranos, estudiantes y familias con niños pequeños, entre otros grupos sociales. Más cinco millones de personas dependen de uno u otro de los servicios sociales.

Las cartas generadas automáticamente por el ordenador amenazaban con interrumpir el pago, un hecho lo suficientemente grave como para que muchos beneficiarios se suicidaran, como ha admitido una investigación del Senado. Los avisos recibidos por personas en riesgo llevaron a una depresión profunda y pensamientos suicidas.

El programa robótico Centrelink, originalmente diseñado para racionalizar un programa de asistencia gubernamental a gran escala, ha colocado la carga de la prueba en el receptor de los avisos de cancelación emitidos por error.

“Las personas se sienten tensas y ansiosa por este sistema, refieren humillación y depresión”, señala la senadora Rachel Siewert, miembro del Partido Verde. El recurso a una interfase mecánica “ha dado la señal de alarma”, debido a “la alta proporción de personas vulnerables”.

El programa Centrelink está diseñado para ahorrar dinero. Comenzó a utilizar una plataforma informática no identificada en julio de 2016 para hacer coincidir los beneficios de asistencia social de los beneficiarios con sus registros de impuestos.

A medida que se implementaba Robodebt, un programa robotizado de deuda, las 20.000 cartas típicas enviadas cada año se convirtieron en 20.000 cartas por semana, lo que abrumó a los destinatarios con solicitudes de información adicional y, en muchos casos, con datos incorrectos.

“Robodebt ha emitido miles de avisos de deuda por error a padres, personas con discapacidades, estudiantes y personas que buscan trabajo remunerado, lo que ha conducido a que las personas sean abrumadas por deudas que no tienen o que exceden de sus obligaciones”, según la doctora Cassandra Goldie, Directora del Consejo Australiano de Servicio Social.

“Se trata de un abuso de poder devastador por parte del gobierno que ha causado graves daños, especialmente entre las personas más vulnerables de nuestra comunidad”, dijo Goldie.

En muchos casos, las solicitudes innecesariamente agresivas de las agencias de cobro de deudas contratadas por Centrelink han contribuido a los suicidios de los beneficiarios.

“La gente que sufre de depresión severa no controla la presión financiera”, dice la madre de una víctima, quien agrega que en las cartas de cobro enviadas a su hijo, las cifras de deuda emitidas por los robots “no tenían sentido”.

https://www.abc.net.au/triplej/programs/hack/2030-people-have-died-after-receiving-centrelink-robodebt-notice/10821272

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.