Una protesta frente a la Casa Blanca el 19 de octubre de 2018. Leah Millis / Reuters

Algunos de los agentes sauditas sospechosos de perpetrar el brutal asesinato del periodista Jamal Khashoggi recibieron entrenamiento en EE.UU. antes del crimen, según reporta The Washington Post citando fuentes oficiales estadounidenses y sauditas.

Se trata de un número no especificado de miembros del grupo que fue enviado a Turquía para desmembrar al columnista disidente saudita en octubre. Trascendió que su capacitación en suelo norteamericano tuvo que ver con un plan de Washington para modernizar la Inteligencia saudita.

De acuerdo con el medio, el supuesto líder de ese equipo de asesinos, el coronel Maher Mutreb, fue uno de los que recibió el entrenamiento bajo una licencia del Departamento de Estado. Mutreb, miembro de una adinerada y respetada familia saudita, presuntamente trabajó en la Embajada en Londres entre 2002 y 2007, y luego fue enviado repetidamente a EE.UU. y otros lugares.

Trascendió además que Washington planeó para los sauditas otro programa de entrenamiento de mayor envergadura, esta vez con la participación del general Ahmed Al Assiri, subjefe de Inteligencia de Riad que ahora se encuentra bajo investigación por su presunto papel en el asesinato de Khashoggi.

Ese crimen aparentemente trastornó los planes de Washington y Riad, pues poco después de ocurrido se canceló el programa general de capacitación, que se encontraba a la espera de una licencia por parte del Departamento de Estado. Los programas de intercambio en los que participaron los sospechosos también fueron presuntamente suspendidos a raíz del asesinato.

El Departamento del Tesoro de EE.UU. ha sancionado a 17 sospechosos del crimen, que a su vez formarían parte del denominado ‘Grupo de Intervención Rápida Saudita’. Según The New York Times, esa campaña de Riad, supuestamente ordenada más de un año antes del asesinato, permitía la vigilancia, secuestro, detención y torturas de súbditos del reino árabe con opiniones contrarias a las autoridades.

  • Khashoggi fue asesinado y desmembrado por un grupo de agentes saudíes poco después de ingresar al Consulado General de Arabia Saudita en Estambul el 2 de octubre de 2018.
  • Riad ha ofrecido varias versiones contradictorias para explicar la desaparición del periodista disidente antes de reconocer que fue asesinado en el interior del edificio del consulado.
  • El pasado 3 de enero, la Fiscalía saudita solicitó la pena de muerte para cinco de los once sospechosos detenidos por el asesinato, en un proceso judicial que la ONU dijo que no cumplía con los requisitos de una investigación independiente e imparcial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.