Saeb Erekat
El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat.

“La paz exhaustiva, equitativa y duradera no podrá ser lograda a través de intentos para encontrar fórmulas de coexistencia entre la víctima y el ejecutor, entre la fuerza ocupante y el pueblo sometido bajo su ocupación, y con quienes, cuyos sistemas y normas se han fundamentado en apartheid y racismo”, aseveró el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat.

En declaraciones realizadas el sábado en una reunión con la representante especial de la Unión Europea (UE) para el proceso de paz en Oriente Medio, Susanna Terstal, Erekat denunció las continuas medidas ilegales y hostiles de Israel en los territorios ocupados.

“La intensificación del colonialismo de asentamientos, (…) las ejecuciones extrajudiciales, los castigos colectivos, el bloqueo, los cierres, las confiscaciones de tierras, las demoliciones de viviendas y los crímenes de guerra contra nuestro pueblo no crearán un derecho alguno (para Israel)”, señaló el alto responsable palestino.

En este sentido, Erekat urgió la necesidad de que la comunidad internacional haga frente a las actuaciones del régimen de Tel Aviv por violar las leyes internacionales. “Todo el mundo, incluso si no quiere ser una parte oficial en la resolución del conflicto (israelí-palestino) debería defender el derecho internacional”, recalcó.

Erekat realizó estas afirmaciones en momentos en los que Washington dice tener casi preparado su llamado “acuerdo del siglo”, un plan que ha estado impulsando para ignorar para siempre el derecho de los palestinos a formar un Estado soberano e independiente con capital en Al-Quds (Jerusalén)..

Las autoridades palestinas y los movimientos de Resistencia han rechazado una y otra vez el plan estadounidense por servir al colonialismo israelí.

Varios informes afirman que el plan propuesto por Washington, entre otras medidas prosionistas, niega el derecho al retorno de los refugiados palestinos expulsados tras la creación del régimen israelí, limitaría el acceso de los musulmanes palestinos a la mezquita de Al-Aqsa (en Al-Quds) y otorgaría a Israel la mayor parte del área C de Cisjordania, fértil para la agricultura.

Siete oenegés pro derechos humanos han condenado en un comunicado conjunto emitido el sábado las pretensiones de Israel y EE.UU. para anexar más tierras palestinas al régimen de Tel Aviv y han pedido a la comunidad internacional que actúe para frenar la ocupación ilegal de Palestina.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.