El Departamento de Estado de EEUU ha amenazado con tomar medidas si las afirmaciones del grupo terrorista Frente al Nusra (vinculado a Al Qaida) acerca de la supuesta utilización por el Ejército sirio de armas químicas en el bastión militante de Kabani, en Latakia, el 18 de Mayo “son ciertas”.

“Aún estamos recopilando información sobre este incidente, pero repetimos nuestra advertencia de que si el régimen de Assad usa armas químicas, EEUU y nuestros aliados responderán de manera rápida y apropiada”, dijo la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, en un comunicado.

Ella aprovechó también para condenar la ofensiva del Ejército sirio contra los terroristas en Idleb y Hama. “EEUU reitera su advertencia, emitida por primera vez por el presidente (Donald) Trump en septiembre de 2018, de que un ataque contra la zona de desescalada de Idleb era una escalada temeraria que amenazaba con desestabilizar la región”, dijo.

Esta afirmación resulta aún más cínica si tenemos en cuenta que los terroristas han utilizado esta zona de desescalada en los pasados meses como plataforma para atacar a las fuerzas sirias y diversas poblaciones.

Lo que omitió Ortagus, quien anteriormente se burló de la situación de los sirios que sufren el bloqueo petrolero estadounidense contra Siria, es que estas afirmaciones provienen del Frente al Nusra, vinculado a Al Qaida, y sus aliados del grupo terrorista extranjero, el Partido de Turkestán (TIP).

El Ministerio de Relaciones Exteriores sirio negó estas afirmaciones, al igual que el Ejército sirio, que más tarde asaltó la ciudad.

Puede resultar difícil para los inspectores de la OPAQ investigar estas acusaciones, ya que Al Nusra y el TIP son conocidos por secuestrar a personas y activistas en el noroeste de Siria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.