Según ha informado este miércoles el rotativo argentino Clarín, de acuerdo con el análisis Berlin Aging Study, los abuelos que cuidan a sus nietos tienen un riesgo de mortalidad 37 % menor que los adultos de la misma edad sin ninguna responsabilidad de cuidado. El trabajo está basado en un experimento realizado por el psicólogo alemán Paul B. Baltes y su compatriota Karl Ulrich Mayer, sociólogo y profesor universitario.

El proyecto, llamado BASE (Berlin Aging Study), fue iniciado por el grupo de investigación interdisciplinario “Envejecimiento y desarrollo social” en la Academia de Ciencias y Humanidades de Berlín-Brandenburgo y con la colaboración de varias instituciones de Berlín, la capital de Alemania.

Hasta finales del año 1998 recibió el apoyo del Ministerio Federal de Asuntos de la Familia, la Tercera Edad, la Mujer y la Juventud de Alemania, y de las instituciones participantes. De 2008 a 2011, fue copatrocinado por el Ministerio Federal de Educación e Investigación. Y el Centro de Psicología de la vida útil en el Instituto Max Planck para el Desarrollo Humano ha liderado el proyecto desde 2008.

“Se ha sugerido que el sistema neural y hormonal, originalmente enraizado en la crianza de los hijos y, por lo tanto, el abuelo, que se activa en el proceso de cuidado, es un posible mecanismo inmediato que promueve el compromiso en el comportamiento social hacia los parientes y no parientes por igual. La evidencia y la teoría sugieren que la activación de este sistema de cuidado tiene un impacto positivo en la salud y puede reducir la mortalidad del ayudante”, indica el enunciado del estudio.

Además, dice que “los análisis de supervivencia basados en datos de estudio de envejecimiento de Berlín revelaron que los riesgos de mortalidad para los abuelos que proporcionaron cuidados a niños fueron 37 % más bajos que para los abuelos que no brindaron cuidados a niños y para los que no son abuelos”. A este resultado se llegó tras controlar la salud física, la edad, el estatus socio-económico y las diversas características de los hijos y nietos.

¿Cuál fue el método? Los investigadores realizaron un seguimiento de los resultados de salud de más de 500 personas de 70 años en adelante. Los participantes fueron entrevistados y evaluados cada 2 años desde 1990 hasta 2009. Y los resultados mostraron que alrededor del 50 % de las personas que cuidaban niños todavía estaban vivas 10 años después de la primera entrevista y prueba. En contraste, el 50 % de los que no brindaron atención o ayuda murieron dentro de los 5 años de la reunión inicial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.